El callejón de las almas perdidas: freaks, estafadores y muchos claroscuros

Guillermo del Toro adapta la novela de William Lindsay Gresham, que tuvo una primera versión en 1947, sosteniéndose en un gran elenco que saca a flote una historia atractiva con una dirección que no siempre llega a buenos resultados.

26 de enero, 2022 | 17.06

El callejón de las almas perdidas es un clásico noir que llegó a los cines por primera vez en 1947. En dicha adaptación, el actor Tyrone Power interpetaba a un joven con ansías de éxito que se convierte en feriante, se enamora de una compañera de trabajo y aprende el arte de la estafa. La versión de Guillermo del Toro se ciñe a la trama original  agregando una dosis inclaudicable de oscuridad -característica emblema del autor de El laberinto del fauno (2006) y La forma del agua (2017)- y aunque el resultado general es desparejo, el gran elenco de estrellas saca adelante la historia.

Stanton Carlisle (Bradley Cooper) llega a una feria de freaks que aprender los trucos de mentalista y con esas habilidades deja de lado el show circense para mudarse a la alta sociedad, donde ejerce como estafador inescrupuloso. En su camino se cruza a una fría psicoanalista (Cate Blanchett) dispuesta a patear la ética a manipulaciones, si con eso puede lograr sus objetivos de enriquecerse. Stanton funciona como metáfora de la corrupción del ser que, seducido por la ambición y el poder, pierde la brújula; '¿es un hombre o una bestia?'.

Guillermo del Toro apunta a lograr una película más visceral, regida por los extraños funcionamientos de la psiquis como detonantes de las acciones violentas de los personajes. En buena parte logra una historia abrumadora y pesimista sobre la delgada franja que existe entre caer por un precipicio o recurrir a la salvación para expiar culpas. Todo este conjunto de decisiones estéticas enriquecen la historia, a la par del elenco de grandes estrellas entre los que destacan Bradley Cooper y Cate Blanchett (en una interpretación despojada y feroz, un acierto absoluto).

La falla troncal de El callejón de las almas perdidas reside en como está constituida la estructura de la historia, no tan ligera como uno esperaría -a algunos hasta puede llegar a parecerles "un plomazo"- y con algunos problemas de edición (lo que en este caso y a partir de la mitad del relato, genera la sensación de estar viendo dos películas en vez de una) El cambio de estéticas entre eventos que transforman al personaje es brusco y los espectadores fácilmente lo percibirán.  En el balance general, la primera mitad es mucho más armoniosa y más fiel al estilo de del Toro. Hay que entender que se trata de un drama sobre personajes y se cuece a fuego lento. Si se asiste al cine con la predisposición de ver algo por fuera de los clásico de fantasía propios del autor, el disfrute llega.

El callejón de las almas perdidas. Nuestra opinión: Buena.

Dirección: Guillermo del Toro.

Elenco: Bradley Cooper, Rooney Mara, Cate Blanchett, Ron Perlman, Toni Collette, Mary Steenburgen, Willem Dafoe, David Strathairn y Richard Jenkins.

Estreno en salas de cine. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►