COVID-19: Argentina, como toda Latinoamérica, sigue en la lista roja de Gran Bretaña

El gobierno británico anunció flexibilidad en las reglas de ingreso y egreso al territorio pero, a pesar de los rumores, nuestro país no está libre de realizar cuarentena.

17 de septiembre, 2021 | 19.12

El Gobierno de Gran Bretaña anunció, durante este viernes, una importante relajación de las reglas para quienes ingresan y dejan el país en medio de la pandemia de COVID-19. Según información de las autoridades, se determinó establecer un régimen más laxo para los tests diagnósticos y al mismo tiempo, se reemplazará el sistema de semáforos con una única lista roja, según explicó el ministro de Transporte británico, Grant Shapps. Argentina sigue siendo zona de peligro por la pandemia.

En conferencia de prensa, el titular de dicha cartera informó que a partir del próximo lunes 4 de octubre serán eliminadas las lista ámbar, roja y verde del actual sistema de semáforos. Solo quedará una única lista roja con los países que, según el propio Ministerio de Salud británico, son todavía peligrosos por las variantes de la enfermedad. Entre ellos, aparece tanto Argentina -a pesar de los bajos números en los reportes y los rumores de que ya no estaría incluida- como el resto de los países de Latinoamérica. ¿Qué significa esto? Todos aquellos y aquellas que regresen de estos destinos deberán pasar 10 días en un hotel de cuarentena aprobado por el Gobierno.

A su vez, los pasajeros y las pasajeras que estén completamente vacunados ya no necesitarán realizar un test previo para visitar Inglaterra desde países que no figuran en la lista roja, el nivel más alto de alerta para viajes internacionales. Por otro lado, cabe destacar que, en la actualidad, los viajeros que regresan de destinos de la lista roja deben pasar 11 noches en cuarentena de hotel a un costo de 2.285 libras.

Por otro lado, el Gobierno también anunció que a partir de las 4 de la mañana del próximo miércoles se eliminarán ocho destinos de la lista roja, incluidos Turquía, Pakistán y Maldivas, entre otros. Se espera que los Gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte sigan las mismas reglas en los próximos días. "Con menos tests y costos más bajos, permite que más personas viajen, vean a sus seres queridos o realicen negocios en todo el mundo y, al mismo tiempo, brinden un impulso a la industria de viajes", afirmó durante la conferencia el ministro de Transporte, que defendió los cambios y aseguró que significan un sistema más simple y directo.

Shapps también aseguró que la salud pública siempre ha estado en el corazón de la política de viajes internacionales y con más de 44 millones de personas completamente vacunadas en el Reino Unido, ahora pueden introducir una estructura actualizada proporcionada que refleje el nuevo panorama. "Queríamos introducir un sistema nuevo, más sencillo, más fácil de gestionar y también más barato, por lo que lo hemos incluido hasta el año nuevo, como mínimo, y el objetivo es facilitar que la gente viaje sin la burocracia, sin tantas revisiones y con un mayor nivel de certeza, ahora que tenemos a tanta gente vacunada", manifestó.

Mientras tanto, uno de los científicos que trabaja en la red de pruebas del Reino Unido para identificar rápidamente las variantes preocupantes de COVID-19 instó al Gobierno a continuar con la vigilancia de los casos traídos al Reino Unido desde el extranjero. Y si bien manifestaron que los tests de flujo lateral serían "suficientes" para los viajeros dada la alta tasa vacunación en Reino Unido, la vigilancia será vital para rastrear las variantes.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►