Rusia reporta explosiones en la base aérea de la anexada Crimea, pero descarta un ataque

09 de agosto, 2022 | 16.37

Al menos una persona murió y cinco resultaron heridas hoy tras registrarse varias explosiones en un aeródromo militar en Crimea, península de Ucrania anexionada por Rusia en 2014, donde el Kremlin descartó un ataque, mientras que bombardeos rusos mataron a tres civiles y dejaron una veintena de heridos en localidades ucranianas, entre ellas una cercana a la central nuclear más grande de Europa.

"Varias municiones destinadas a la aviación explotaron en un depósito situado en el territorio del aeródromo militar de Saki, cerca de la localidad de Novofiodorovka", dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado difundido por las agencias de noticias locales.

La detonación no se debió a ningún tiroteo o bombardeo, aclaró la misma fuente, sin especificar el origen de estas explosiones.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En un primer momento, el Ejército ruso aseguró que no había víctimas, pero más tarde, el líder prorruso en Crimea, Sergei Aksyonov, informó que había una persona fallecida.

El responsable de salud local, Konstantin Skorupski, precisó que cinco personas habían resultado heridas, entre ellas un niño, y autoridades locales también detallaron que 30 personas habían sido evacuadas de Novofiodorovka.

Crimea, una península de Ucrania anexada por Moscú, se encuentra en primera línea de la invasión de Rusia contra su vecino ucraniano desde finales de febrero.

Aviones rusos despegan casi a diario de la península para atacar objetivos en Ucrania y varias zonas de Crimea se encuentran dentro del alcance de las armas y los drones ucranianos, consignó la agencia de noticias AFP.

En tanto, en el sur de Ucrania, más de 120 cohetes Grad fueron disparados por fuerzas rusas contra la ciudad de Nikopol, situada en la orilla del río Dnieper frente a la central nuclear de Zaporiyia, dijo el gobernador provincial, Valentin Reznichenko, quien señaló que varios departamentos e instalaciones industriales resultaron dañados.

Ucrania y Rusia se acusaron en días recientes de bombardear la zona y la ONU advirtió del riesgo un accidente nuclear por la persistencia de las hostilidades en torno a la planta atómica, que está ubicada en la ciudad de Enerhodar.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, invocó anoche el desastre nuclear en la central ucraniana de Chernobil de 1986 -cuando Ucrania aún integraba la Unión Soviética-, al reclamar más sanciones contra Rusia por "crear la amenaza" de otra catástrofe atómica.

"El desastre de Chernobil fue una explosión en un reactor; la planta de Zaporiyia tiene seis reactores", comparó el mandatario.

Rusia, que ocupó la central en marzo pasado, pocos días después del inicio de su invasión, denunció ayer que el Ejército ucraniano estaba bombardeando la instalación y llamó a las potencias occidentales a exigir el fin de los ataques.

El funcionario instalado por Rusia como nueva autoridad de la zona ocupada de Zaporiyia dijo hoy que las defensas antiaéreas de la planta nuclear serán reforzadas tras los ataques de los últimos días.

En declaraciones a la televisión estatal rusa, el responsable designado por Moscú, Evgeny Balitsky, dijo que ya se habían reparado las líneas eléctricas y las dependencias de la planta dañadas por los bombardeos.

"La planta está operando con normalidad, pero, por supuesto, con un grado de seguridad incrementado", declaró Balitsky, informó la agencia de noticias Sputnik.

Una incipiente contraofensiva ucraniana y las consecuentes acciones defensivas rusas en zonas ocupadas por Rusia multiplicaron las hostilidades en el sur de Ucrania en los últimos días.

El Ministerio de Defensa ruso dijo hoy que las baterías de Rusia interceptaron 17 proyectiles de los lanzacohetes estadounidenses Himars en Zaporiyia y la vecina provincia de Jerson, ubicada más al oeste y totalmente controlada por tropas rusas.

En tanto, la Presidencia ucraniana señaló hoy en un comunicado que tres civiles murieron y otros 23 resultaron heridos en ataques rusos en las últimas 24 horas, incluyendo el bombardeo contra Nikopol, sin brindar más detalles.

En un nuevo intento de aislar a Rusia, Zelenski pidió a la comunidad internacional que prohíba la entrada de los ciudadanos rusos a sus respectivos países.

Las "sanciones más importantes que se pueden tomar son las de cerrar las fronteras" a los rusos, dijo el líder ucraniano en una entrevista al diario The Washington Post.

Estas palabras llegan después de que varios líderes rusos defendieron la idea de llevar a cabo referendos de anexión en regiones ucranianas ocupadas en la ofensiva militar iniciada a fines de febrero, como Jerson y Zaporiyia, de cara a mediados de septiembre, con el objetivo de "legitimar los reclamos de Rusia sobre algunos territorios".

Zelenski señaló que "hay que obligar a los rusos a volverse a Rusia" para que "lo entiendan".

"¿No quieres este aislamiento? Estás diciendo a todo el mundo que debe vivir según tus reglas. Entonces vete y vive allí, bajo esas reglas. Esta es la única forma de tener influencia sobre (el presidente ruso Vladimir) Putin", remató.

Este pedido fue respondido de inmediato por el Kremlin, cuyo portavoz Dmitri Peskov lo calificó de "irracional" y de "rebasar todos los límites".

Sin embargo, las sanciones impuestas por varios países occidentales a Rusia derivaron hoy en la interrupción del paso de petróleo ruso hacia Hungría y otros dos miembros de la Unión Europea (UE), según anunció la compañía estatal que opera el tramo del oleoducto más grande del mundo en Ucrania.

Transneft dijo en un comunicado que los suministros a través del ramal del oleoducto Druzhba, que sirve a Hungría, República Checa y Eslovaquia, "se han interrumpido desde el 4 de agosto" tras la denegación de una transacción bancaria debido a las sanciones impuestas a Moscú.

El vocero y asesor del presidente de Transneft, Igor Diomin, dijo a la agencia de noticias rusa Ria Novosti que el tránsito de crudo fue detenido porque Rusia no puede pagar por el paso debido a las sanciones impuestas por la UE por la invasión de Ucrania iniciada en febrero pasado.

La filial bancaria de las empresas estatales rusas de producción de gas y petróleo, Gazprombank, que presta los servicios de pago, "nos informó de que el pago fue devuelto debido a la entrada (en vigor) del reglamento de la Unión Europea, es decir, del séptimo paquete de sanciones" por la invasión de Ucrania, explicó.

No obstante, aclaró que la rama norte del oleoducto de Druzhba (Amistad), que pasa a través del territorio de Bielorrusia, Polonia y Alemania, sigue funcionando.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►