Causa Correo: rechazan pedido de los Macri de apartar a la jueza y se reactivarán plazos para la quiebra

SOCMA, la empresa de la familia Macri, había recusado a la jueza Marta Cirulli, que tiene a su cargo el expediente por su deuda con el Estado. Ahora, retomará el caso y avanzará en los pasos camino a la quiebra de la empresa.

18 de febrero, 2021 | 06.00

La Cámara Comercial rechazó un pedido de SOCMA, la empresa de la familia Macri que controla Correo Argentino, para apartar a la jueza Marta Cirulli. Se trata de la jueza que lleva el caso de la deuda de los Macri con el Estado, que durante años fue parte e incluso está imputada por el vaciamiento pero que en los últimos meses reactivó el expediente y los pasos previos a la quiebra de la empresa y entonces la recusaron.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

Con este revés a los Macri se les agotan de apoco los recursos, aunque han hecho un arte de la demora de este expediente. Intentaron (e intentan) apartar a la fiscala Gabriela Boquin y ahora fracasaron también con una maniobra similar contra la jueza Cirulli.

La resolución la tomaron las juezas María Lilia Gómez Alonso y Matilde Ballerini, que integran la Sala B de la Cámara Comercial, que han sido engranajes fundamentales en el letargo de este expediente durante 19 años pero que en los últimos tiempos comenzaron a resolver con el Código Procesal arriba del escritorio.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

SOCMA, la accionista mayoritaria y controlante de Correo Argentino, recusó a la jueza Cirulli el 3 de noviembre de 2020. La acusó de prejuzgamiento y de falta de imparcialidad. Plantearon que como la jueza quedó imputada en la causa penal donde se investiga el vaciamiento de Correo Argentino (demorada por el juez Ariel Lijo) eso puede hacerla sentir “amenazada en su propia dignidad, decoro y libertad” y por ende afectar su imparcialidad.

Mientras Cirulli estaba recusada el expediente quedó en manos del juez Fernando D’Alessandro que, como informó El Destape, lo demoró todo lo que pudo hasta ahora. Tras esta resolución, el caso volverá al despacho de Cirulli. Es una mala noticia para Mauricio Macri y su familia, ya que la jueza avanzó con los pasos previos a la quiebra de la empresa y los plazos para evitarla, según la ley, ya están vencidos.

Los Macri también acusaron a la jueza Cirulli de prejuzgamiento por haber dispuesto la intervención plena de Correo Argentino el 2 de marzo de 2020. Tal como publicó El Destape, la jueza primero hizo una intervención parcial y luego una plena ya que los directivos que respondían a la familia Macri la obstaculizaban.

La jueza Cirulli contestó que no tenía ninguna “animadversión” contra Correo Argentino, que sus decisiones no fueron influidas por ninguna exposición mediática y que no realizó ningún prejuzgamiento ni arbitrariedad sino que “la totalidad de los pronunciamientos vertidos en este expediente principal y en sus múltiples incidentes -antes, durante y después del año 2017-, fueron el resultado del juzgamiento oportuno de las cuestiones planteadas en la causa, atendidas secuencialmente según se fueron presentando, tal como resulta de las constancias objetivas de la causa”.

La fiscala Boquin, por su parte, también rechazó la recusación en un escribo del 15 de diciembre pasado. “El planteo deberá ser rechazado por resultar extemporáneo e improcedente”, escribió Boquin. Respecto a lo extemporáneo, el Código Procesal dice que se puede recusar a un juez al inicio del expediente. En este van años de trámite e incluso en algunos momentos la jueza Cirulli benefició a los Macri, que la recusaron cuando esta activó los procedimientos previos a la quiebra de la empresa.

Boquin, la única funcionaria judicial siempre díscola de los deseos de los Macri, dice que “no se advierte en el caso que la jueza haya prejuzgado, resultando las resoluciones cuestionadas acordes a la etapa del proceso” y que “tampoco se desprende que la jueza haya incurrido en falta de imparcialidad o animosidad, constituyendo los argumentos traídos por la recusante simples discrepancias con lo resuelto”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►