Radicales y macristas buscan modificar el reglamento para unirse en la Legislatura bonaerense

La oposición mayoritaria, hoy compuesta en un solo bloque de Cambiemos, buscaría modificar el reglamento interno de ambas Cámaras legislativas e incorporar la figura de “interbloque”. Ventajas y desventajas de una jugada política que beneficiaría al Frente de Todos.    

25 de noviembre, 2021 | 19.59

Por estos días, la legislatura de la provincia de Buenos Aires atraviesa jornada de reuniones en todos los despachos de las distintas fuerzas políticas. Si bien el tema principal ronda en torno al Presupuesto 2022 y la distribución de partidas para los municipios, un segundo tema subyace en los pasillos en Diputados y apunta a la posibilidad de modificar los reglamentos internos de ambas Cámaras para incorporar la figura de “interbloque”.

Mientras que a nivel nacional, en el Congreso se daría la misma discusión y dentro de Juntos se conformaría un interbloque en el que estarían los macristas y lilitos por un lado y los radicales, monzonistas y margaritos por el otro, en la provincia de Buenos Aires, para hacer la misma jugada hay que sentarse a dialogar y hacer modificaciones.

Actualmente, en los dos espacios legislativos sólo pueden crearse “bloques” o “monobloques”. En cambio el “interbloque” habilita a que haya más de un interlocutor o interlocutora en un mismo frente político. “Le subís el precio a la oposición”, le remarcó un diputado bonaerense del Frente de Todos a El Destape, pero también reconoció que “tendríamos más canales de diálogo y sería más fácil llegar al quorum”.

Sobre el mismo tema un senador de la oposición dejó la puerta abierta a dicha posibilidad y confesó a este medio: “Veremos, todo es posible… como no”. Sin bajarse el precio, el dirigente espera una señal de su espacio político que por estas horas es más proclive a tener cierta autonomía que a quedar bajo el ala del macrismo en los distintos espacios legislativos.

Desde la oposición quienes bregarían por realizar dichos cambios son los correligionarios que, motivados por el resultado electoral obtenido, saben que su fuerza ganó en más distritos que el macrismo. Incluso en la interna de las PASO, de las 8 secciones electorales en disputa, Facundo Manes se llevó 4 y Diego Santilli las otras 4. Así, el interior o mal llamado campo se tiñó de boinas blancas, mientras que en el populoso conurbano prevaleció la imagen del ex dirigente porteño.

Un dato no menor, tanto en Diputados como en Senadores, Axel Kicillof no cuenta con quorum propio por lo que el diálogo y el consenso serán imprescindibles a la hora sesionar; de lo contrario, sin la mitad más uno no hay manera que funcionen las Cámaras. La figura del interbloque lo favorecería de cara al 2023. Además en las próximas elecciones el hoy oficialismo tiene que revalidar un histórico resultado que superó los 50 puntos en territorio bonaerense, por lo que la cantidad de bancas que se renovarán serán, muy probablemente, más que las que consigan revalidar. La estrategia maquiavélica del “divide y reinarás” es mirada con buenos ojos.

¿Qué dicen los reglamentos?

En la Cámara baja provincial, en el capítulo 5, el artículo 55 señala que “los grupos de tres o más diputados podrán organizarse en bloques de acuerdo con sus afinidades políticas. Cuando un partido político existente con anterioridad a la elección de los diputados tenga sólo uno o dos diputados en la Cámara, podrán ellos asimismo actuar como bloque”.

En cambio, en la Cámara Alta bonaerense, el artículo 230 indica que “El Senado reconocerá la formación de bloques políticos cualquiera sea el número de Senadores que lo constituyan, siempre que representen una fuerza política actuante con personería reconocida por autoridad competente”. Sin embargo ninguno de los dos espacios permite un interbloque, que según la definición que detalla la cámara de Diputados nacional es un “grupo o asociación de un conjunto de diversos bloques a partir de afinidades políticas y/o partidarias”.

10 de diciembre de 2021

Cuando asuman los nuevos legisladores y legisladoras provinciales, la nueva conformación de la oposición quedará de la siguiente manera: 41 diputados y diputadas, de los cuales 25 son del macrismo y de Elisa Carrió y 16 son correligionarios, monzonistas y de Margarita Stolbizer.

En el Senado, el bloque de Juntos los 23 dirigentes provienen de los siguientes espacios políticos: 11 del Pro o macrismo, 2 de la Coalición Cívica y 10 de la UCR, y de los espacios de Emilio Monzó y Margarita Stolbizer.

De existir el interbloque, en las reuniones preparatorias de las sesiones se llamaría a las autoridades de las distintas fuerzas y ya no a un solo presidente.  
La forma de contrarrestar dicha posibilidad, es que dentro de Juntos negociarían los cargos legislativos disponibles con los radicales para lograr unidad y que no haya fracturas. Mientras tanto las conversaciones y sondeos continúan en todos los despachos bonaerenses. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►