En qué anda BB Asul: "A los 16 quería tener un laburo"

La artista de 24 años lanzó UWU, su primer disco, y charló con El Destape: su familia musical, las colaboraciones, el animé y sus obsesiones.

13 de noviembre, 2021 | 14.23

BB Asul lanzó a fines de septiembre UWU, su primer disco. En él, la joven artista recopila los singles que fue compartiendo desde que Isabela Terán le dio paso a BB Asul, su alter ego musical. "Fue muy linda la recepción que tuvo", reconoció la cantante de 24 años en la sección En qué anda de El Destape sobre uno de los discos pop -con toques funky, soul y R&B, claro- más románticos del último año. 

A pesar de venir de una familia de músicos y haber ido a un colegio con formación en música clásica, Isabela tardó en definir que quería seguir el mandato familiar. Claro que esa indefinición adolescente también vino aparejada con discusiones intensas con su padre, Alejandro Terán, director de La Trampa, la novedosa propuesta audiovisual que reunió a una orquesta con referentes de la escena urbana y pop local, como Ca7riel, Paco Amoroso, Chita, Taichu, Benito Cerati y la propia BB Asul.

¿Hubo mucho nerviosismo alrededor del lanzamiento de UWU?

Fue bastante suave en realidad, porque la mayoría de las canciones ya las había lanzado. El día del disco solo salió una nueva, así que fue bastante sin miedo. Salió el tema y listo, tranca. No fue tanto como "uy que va a pasar con el disco". Fue hermoso, fue muy linda la recepción que tuvo.

Hay varias colaboraciones en UWU, algo que se volvió muy usual en la nueva generación de artistas.

Me pasó en particular que yo tenía un tema o dos afuera y empecé a conocer personas que hacían música también. Y el primer chiste es como "¿probamos hacer esto?”. También es una cosa muy solidaria porque a veces es como ayudar al otro que recién está empezando.  Por ahí solo conocés dos temas de alguien pero ya te parece un capo y de repente te lo cruzás. Te imaginás qué tipo de canción harías con cada persona. Después la conocés de verdad y es "che, ¿hacemos esto?", “bueno, dale”. Odio la palabra orgánico, pero es re orgánico. Se da todo muy natural. 

¿Y cómo fue ser parte de La Trampa, una propuesta así de original y novedosa?

La organización de La Trampa duró mucho tiempo porque justo cayó la pandemia, entonces tuve mucho tiempo para mentalizarme y no morir de ansiedad. Con mi papá charlábamos mucho sobre quiénes podían participar y en un momento pasó a ser algo muy obvio que yo iba a estar, pero cuando me enteré fue como “uh, cantar con orquesta en el CCK”. Para mí es eso, hay que hacerlo y si después sale todo mal, sale todo mal. Fue hermoso porque fue una cosa muy familiar, toda la forma de laburar de ese día. Era como un poco el viaje de egresados pero en el CCK, todos ahí re divertidos. Fue todo muy hermoso.

Hay mucho de animé en tu música y estética, ¿lo incorporaste de chica o fue de más grande?

Me enganché mucho con Naruto cuando era muy chica. Naruto y yo nacimos en el mismo año, la serie empezó en 1997 y yo nací ese año. La serie tiene dos partes, una cuando son más niños y otra cuando son adultos; y me pasó que de verdad iba creciendo con la serie. Ellos eran chiquitos y tenían problemas de nenes, ponele, y yo tenía cosas de niña. Y después cuando lo volví a agarrar yo tenía 19, 20 y ellos tenían esa edad en el programa. Siento que justo con las series del año en que yo nací como una cosa de que las hubieran hecho para mí, a propósito. Entonces con Naruto me agarró una cosa de mucho amor. Todavía lo veo y es como si viera a gente que conozco hace mucho tiempoDe ahí también hay una cosa de simple gusto estético que está bueno y es lindo pero hay algunas cosas que me generan algo emocional.

¿Qué otras series te identifican del año en que naciste?

Daria, sin dudas. Me agarró una locura con esa serie, porque además era la chica más canchera del mundo, era increíble y era todo lo que una quería ser. Me acuerdo cuando la descubrí, que la encontré buscando cosas en internet y dije "Ah, no puedo creer que esto exista". Me agarró una obsesión muy grande, yo soy de obsesionarme con las cosas un tiempo y termino con un tatuaje de algo, siempre.

Contame tu última obsesión

Me pasó que no podía parar de ver entrevistas de Andrea Rincón. Realmente no podía parar. Entrevistas y peleas de Andrea Rincón en YouTube, pero mal. Y se me acabó el material, no tenía más para ver y veía repetidas. Y yo trabajo en un bar los viernes de DJ y apareció Andrea Rincón. Tenía una amiga al lado que me apretó la mano tipo "llegó tu ídola, la persona más importante del mundo". Nos saludamos todo, fue un momento así como un Meet and Greet y yo toda nerviosa no podía ni hablarle. 

Sabías que...

BB Asul estudió relaciones internacionales. Cuando terminó el secundario no estaba convencida de que su futuro estuviera en la música ya que tenía la idea de que para ser música había que ser instrumentista, hacerlo muy seriamente. "Pensaba que si no sos el mejor concertista de tal cosa, no podés", recuerda ahora. En ese sentido, BB reconoce que es "pésima instrumentista": "No puedo tocar un instrumento, no me sale. Mirá que fui a conservatorio, dejé todo, pero no puedo". En ese sentido, Isabela también contó que entre las discusiones con su papá, le dijo que quería trabajar en un reconocido local de comidas rápidas. "A los 16 quería tener un laburo", recuerda ahora entre risas.

Si no conoces su música, BB Asul recomienda que arranques escuchando UWU

LA FERIA DE EL DESTAPE ►