El Gobierno lanza el acuerdo de precios, pero los empresarios dudan

Mientras el Gobierno ultima detalles para oficializar el programa de contención de precios, el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, se distanció de la medida. El empresario pidió por estabilizar la economía para equilibrar la inflación en medio de un clima de tensa calma entre el Frente de Todos y los industriales.

10 de noviembre, 2022 | 20.01

Mientras el Gobierno ultima detalles para oficializar el programa de contención de precios, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, se distanció de la medida y le restó valor a los efectos que pueda generar. El empresario pidió por la estabilización de la macroeconomía para equilibrar la inflación, en medio de un clima de tensa calma entre el Frente de Todos y los industriales.

El ministro de Economía, Sergio Massa, participó de la conferencia anual de la UIA en las vísperas el nuevo programa que buscará contener la inflación por los próximos meses, y que incluirá más de 1.500 productos de consumo masivo que estarán fijos por 120 días atados a su valor de octubre. Con muy bajas expectativas, Funes de Rioja aseguró que no cree esta clase de medidas porque "no arregla" problemas coyunturales y la caracterizó como un parche. 

Para Funes de Rioja, la viabilidad de un plan que disminuya la inflación depende del control de las "variables macroeconómicas" y sobre las cadenas de abastecimiento. De esta manera, volvió a desentenderse del rol empresario en el proceso de aumentos sostenido de los precios de la economía. Aunque se encargó de aclarar que no pretenden interferir en los planes del Gobierno, su postura pone en duda el éxito de la medida que anunciará Massa este viernes.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Se viene Precios Justos

Precios Justos se trata de un acuerdo voluntario entre el Estado, las empresas de consumo masivo, las cámaras mayoristas y los supermercados, por lo que el Gobierno habla de fijación de precios pero no de congelamiento, una palabra delicada que da a entender una imposición unilateral. En concreto, se mantendrán constantes los precios de más de 1.500 productos (y no 1.400 como había dicho Massa el miércoles) de los rubros alimentos, bebidas, lácteos, higiene personal y limpieza. En total, participarán unas cien empresas que representan el 86% del consumo masivo en el país, entre ellas varias marcas de referencia como Molinos, Coca Cola, Unilever, Quilmes, Mastellone, AGD, Ledesma y Las Marías. Los supermercados podrán además sumar sus marcas propias.

Los productos que ingresen al programa deberán sostener por 120 días un precio hasta un 4% superior que el promedio que tuvieron en octubre y mantenerlo fijo durante esos cuatro meses. Con esta retroactividad, se supone, debería evitarse el clásico problema de los anuncios de acuerdos de precios, es decir, las remarcaciones inmediatamente anteriores a que el convenio entre en vigencia.  

El programa contará con varias vías de control, con el objetivo de evitar remarcaciones injustificadas. En primer lugar, la Secretaría de Comercio elaborará una señalética específica de Precios Justos para que los supermercados indiquen de forma clara cuáles son los productos alcanzados. 

Además, la cartera que conduce Matías Tombolini pondrá a disposición una app de Precios Justos (que estará disponible para Android e IOS) y permitirá ver el listado completo de los productos, denunciar incumplimientos y escanear los códigos de barras para saber si el producto visto en la góndola está en el acuerdo o no.

En paralelo, se lanzarán también dos chatbots, uno para consultas del canal minorista pensado para consumidores finales (+54 9 11 2879-0887) y otro del canal mayorista pensado para pequeños comerciantes (+54 9 1125244728). 

La UIA recibió a la primera plana política

Referentes de la industria resaltaron el alto potencial de crecimiento del sector en un mundo en reconfiguración que ofrece nuevas oportunidades para el país, fundamentalmente en materia de energía, alimentos, minería y economía del conocimiento. Son consignas que subrayaron como pilares en los próximos años tanto desde el oficialismo como la oposición. Massa, el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y el de Jujuy, Gerardo Morales, recogieron estos conceptos.

Con la presencia de Hugo Sigman (Insud) y Javier Madanes Quintanilla (Aluar), entre otros empresarios, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, también participó del evento. El referente opositor se mostró con un discurso contundente para bajar una señal de cara a las elecciones de 2023: exigió una reforma laboral, pidió bajar impuestos, habló de sindicatos extorsivos y abogó por el fin de lo que llama "la industria del juicio (laboral)".

También hubo lugar para las críticas al Gobierno por supuestos atrasos en los pedidos de importación bajo el nuevo sistema SIRA que inauguró la gestión Massa. Sin embargo, al recorrer los pasillos se podían oír voces que contradecían el mensaje de los líderes de la UIA. Incluso hubo reconocimientos respecto al mejoramiento del control sobre la compra de insumos para la producción.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►