Pese a la medida del Gobierno, la Mesa de Enlace comenzó el lockout patronal

Será un cese de comercialización por 72 horas. Coninagro no adhirió. Ocurre pese a la apertura de las exportaciones de maíz. 

11 de enero, 2021 | 08.01

Tres de las cuatro entidades que componen la llamada Mesa de Enlace comenzaron un lockout patronal a partir de este lunes, en protesta contra el cierre de comercialización del maíz y la política del Gobierno nacional en general. La comercialización de granos quedó paralizada a partir de esta madrugada, a pesar de que el Ministerio de Agricultura confirmó la reapertura de las ventas al exterior.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

La Sociedad Rural, Confederaciones Rurales y Federación Agraria ratificaron la medida, durante la cual se paralizó la comercialización de granos, desde el primer minuto de este lunes y hasta la medianoche del próximo miércoles. Coninagro, que nuclea a las pequeñas cooperativas del sector, decidió no adherirse y mostrar la fisura en el intento de mostrar un frente opositor al gobierno en el gremialismo agropecuario.

"Apelamos a la responsabilidad y solidaridad de los productores para que la medida sea una llamado de atención", indicó la parte de la Comisión de Enlace que convocó a la protesta, la segunda en poco más de un año contra el gobierno nacional. Además destacó la necesidad de difundir "el malestar que existe en el campo producto de una suma de decisiones del Gobierno que se vienen acumulando desde el año pasado y que deterioran el potencial productivo del campo".

"Queremos que se visualice que el cierre de exportaciones del maíz y las otras decisiones desfavorables que afectan la producción del campo argentino, también deterioran el futuro del país", advirtieron.

Reapertura de las exportaciones de maíz

La medida del sector empresario se sostiene a pesar de que el gobierno revirtió lo que era, en teoría, la excusa para salir a protestar y finalmente reabrió las exportaciones de maíz por un tope de hasta 30 mil toneladas diarias. 

La decisión fue anunciada por el Ministerio de Agricultura, que comanda Luis Basterra, tras "intensas negociaciones" entre el ministro Luis Basterra y los representantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). El funcionario se había reunido con los presidentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins; del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Gustavo Idigoras; de Maizar, Alberto Morelli; y del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, Roberto Domenech, con la intención de destrabar el conflicto impulsado por las patronales agropecuarias, muchas de ellas ligadas a la oposición. 

"Se alcanzaron acuerdos entre los distintos actores de la cadena agroindustrial de esta materia prima y se verifica el compromiso de los oferentes al abastecimiento del mercado con fluidez hasta el empalme con la campaña 20/21", dijo Agricultura. Y señaló que ese compromiso fue "aceptado" por los sectores demandantes de las cadenas productoras de alimentos de consumo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►