Los diez gigantes del campo que se quedaron con el 90% del dólar-soja

La canadiense Viterra, las estadounidenses Cargill y Bunge, Aceitera General Deheza, la francesa Louis-Dreyfus y la china COFCO, entre otras, se quedaron con 12,1 millones de toneladas.

05 de octubre, 2022 | 00.05

El beneficio del dólar sojero quedó en manos de apenas diez gigantes cerealeras, las cuales se quedaron con 91 por ciento de las 13,3 millones de toneladas de granos vendidos bajo el esquema de tipo de cambio diferencial a 200 pesos. Si bien hubo una mejora en el precio para los productores, más atomizados, el grueso del negocio exportador se mantuvo bajo el monopolio de las mismas firmas de siempre (la canadiense Viterra, las estadounidenses Cargill y Bunge, la local Aceitera General Deheza, la francesa Louis-Dreyfus y la china COFCO).

Dado que se trata de grupos con espalda financiera para aguantar casi un año de pulseada contra el Gobierno para liquidar su cosecha, a diferencia del pequeño productor, era esperable que concentraran el grueso de la liquidación, sumando 12,1 millones de toneladas, según las cifras de la Bolsa de Cereales de Rosario (BCR). 

El Programa de Incremento Exportador, vigente durante 20 días de septiembre, finalizó con un volumen de ventas de 13,3 millones de toneladas, equivalente a una liquidación (aunque restan todavía cerrar algunos contratos) de 8120 millones de dólares entre las operaciones a la industria local y los registros de ventas externas del complejo soja. La medida permitió a los exportadores de poroto, harinas/pellets y aceite de soja liquidar los dólares obtenidos por la venta al exterior de estos productos a un tipo de cambio preferencial de 200 pesos por dólar con el objetivo de fortalecer las reservas del Banco Central.  La fecha de finalización del Programa fue inicialmente hasta el 30 de septiembre, pero decidió extenderlo hasta este lunes por contratos abiertos.

El resultado fue “volúmenes elevados de operaciones de soja en el mercado doméstico argentino, récord en declaraciones juradas de ventas al exterior y una aceleración del ingreso de camiones para descarga de soja en las terminales portuarias del país”, según el informe de la Bolsa rosarina.  Los negocios registrados más que triplicaron el promedio histórico mensual de 4,4 millones de toneladas y se ubican un 315 por ciento por encima del mes anterior. Este volumen, además, superó en un 47 por ciento el récord anterior de 9,4 millones de toneladas alcanzado en mayo de 2019.

Los sospechosos de siempre

El volumen local se compone de más de 10 millones de toneladas registradas como nuevos contratos de compraventa, más otros 3,7 millones de toneladas de fijaciones de contratos concertados con anterioridad, ambos segmentos en máximos históricos. Las ventas al exterior de poroto, harina y subproductos de soja alcanzaron a las 13,3 millones de toneladas, el volumen más alto para un mes al menos desde 2010. “Este volumen de se ubica un 30 por ciento por encima del máximo anterior de 10 millones de toneladas registrado en abril de 2016”, explica el informe del mercado rosarino.

“Indagando en los registros de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE), dentro del ranking de las diez empresas con mayor presentaciones del complejo soja durante septiembre de 2022, se destaca la operatoria de Viterra, Cargill y AGD”, detalla el informe. Así, una empresa de capitales argentinos, como la que comanda Roberto Urquía, se anota en el top 3.

“Es interesante ver que este ranking se parece mucho más al ranking de ventas externas de los productos derivados de la industrialización de soja que al del poroto de soja. Esto se debe a que en las fábricas se concentra una demanda que puede originar y asegurar colocación externa de aceite y harina de soja todo el año entre un mayor abanico de clientes, algo que sería mucho más difícil en poroto de soja”, reconoce el informe. En total, contempla 12,1 millones de toneladas, el 91 por ciento de los 13,3 millones declarados.

El ranking de compras al complejo oleaginoso lo encabeza Viterra (2.743.329 toneladas), Cargill (1.799.548 toneladas), Aceitera General Deheza (1.600.134 toneladas), Bunge (1.271.112 toneladas), LDC (1.248.250 toneladas), Molinos Agro (1.002.300 toneladas), COFCO (968.000 toneladas), ACA (597.8555 toneladas), Amaggi (519.500 toneladas) y ADM Agro (357.000 toneladas).

Esta concentración es la que explica que, ante el anuncio de la medida de un dólar diferencial, los pequeños y medianos productores del complejo sojero se quejaran por un tratamiento desigual. Estos últimos, al momento de que se lanzara el dólar sojero, ya habían vendido sus cosechas para encarar la próxima campaña. Cómo compensación, con parte de los recursos recaudados se lanzaron dos fondos en apoyo a pequeños y medianos productores y economías regionales.

Uno de los puntos del esquema del dólar sojero establecía que el incremental de recaudación que surja por la diferencia entre el contravalor especial de 200 pesos por dólar y el tipo de cambio oficial sería destinado a dar apoyo a PYMES, economías regionales y personas en situación de extrema vulnerabilidad. La recaudación total fue equivalente a 442.607 millones de pesos tomando el valor especial de 200 pesos por dólar.

Si se valuase la recaudación al tipo de cambio oficial del Banco Nación, el Estado hubiese recaudado 319.269 millones de pesos, por lo que el incremental de recaudación que se destinará a PYMES, economías regionales y personas en situación de vulnerabilidad de lo que se vendió totaliza 123.338 millones.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►