Máximo Kirchner cruzó a Macri por las políticas aplicadas y destacó que "la economía se mueve desde abajo"

El diputado nacional del Frente de Todos aseguró que el exPresidente tuvo "una mirada fría" sobre la sociedad y pidió no ser mezquinos ni dejar de ser humanos sólo por las diferencias políticas.

10 de septiembre, 2020 | 21.50

El presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, analizó que las políticas adoptadas por el macrismo no funcionan en la Argentina sino que, por el contrario, generaron situaciones calamitosas para la sociedad. Justamente, señaló, es esa sociedad sobre la que hoy está posada la mirada del gobierno de Alberto Fernández porque "la economía se mueve desde abajo", desde los sectores trabajadores. En ese camino en pos de construir un nuevo país, más igualitario, destacó que varias políticas de los gobiernos populares apuntaron a mejorar a toda la Argentina y no a beneficiar a un partido político pero que, sin embargo, fueron discontinuadas por la gestión Cambiemos. Sin embargo, pidió no criticar políticas que están bien, sea del arco ideológico que sea, porque "es como discutir los satélites".

Impuesto a las Grandes Fortunas

Kirchner reflexionó que la sociedad tiene a la política como "herramienta para transformar", pero "para realizar transformaciones es necesario tener un nivel mínimo de organización" y puso como ejemplo el movimiento de mujeres. En diálogo con Marcelo Figueras, en Radio Provincia, aclaró que esos cambios, esas iniciativas "tienen que tener un grado de empatía y calidez muy grande" para ayudar a la población porque el expresidente Mauricio Macri tuvo una "mirada gélida, fría, distante, y así fue su Gobierno", también sus resultados.

Tal vez una de las necesidades más urgentes de la política argentina sea no destruir lo bueno que construyó o impulsó la gestión anterior. "Todo lo que sea en beneficio de la gente siempre es apoyado", dijo el diputado nacional en referencia al Metrobus, el cual "suma". Máximo reveló que ese fue un tema de debate en la organización peronista porteña. Si bien estimó que los carriles exclusivos fueron resultado de la incapacidad de construir los 10 kilómetros de subte anuales prometidos por el macrismo, advirtió que "cuando la mezquindad política te lleva a criticar cosas que no tienen asidero en la realidad, es cuando te tenés que fijar las cosas que estás diciendo" o qué es lo que estás escuchando.

Un diferencia sustancial con lo hecho por Cambiemos durante su gestión: "Cuando la cuestión está bien, es como discutir los satélites. Que alguien lo discuta, es extraño. Pasa y esos son los problemas. El plan Conectar Igualdad que repartió millones de computadoras a pibas y pibes de la Argentina lo hicieron bolsa. Era parte de la construcción del sentido de ellos decir que las usaban para jugar en vez de estudiar. ¿Por qué, si los padres no le pueden comprar la herramienta, no pueden jugar? Es muy mezquino".

Kirchner aseguró que la generación "que tuvo el Conectar Igualdad está familiarizada con el uso de la tecnología, esa fuerza laboral que se está formando ahí tiene más herramientas, posibilidades y menos desigualdades. Si en estos cuatro años hubiéramos continuado esa política, en esta situación de educación remota quizá" no se hubieran vivido situaciones de desconexión por parte de los sectores más vulnerables. "Un plan de esos beneficia al conjunto de la sociedad, no a un partido político".

En base a las críticas del macrismo, sostuvo que "los que lo tienen todo o no hemos pasado por ese tipo de necesidades no tenemos ese derecho (al resentimiento), al contrario, la responsabilidad es otra" y recordó que durante el período kirchnerista - que incluye las presidencias de Néstor y Cristina -"el Estado había tenido un rol de protección y de promoción, también". En esos grupos, hubo sectores que arrancaron con el empujón del Gobierno y dejaron de necesitar esa conexión pero "se olvidaron en algún momento" de esa ayuda. Así, "también hubo una distracción de un sector de la sociedad" en relación a las promesas hechas por Macri, "y errores nuestros".

Todo eso llevó a Cambiemos al poder, pero ahora es momento de levantar la economía, desendeudar la Argentina, reinsertarla al mundo pero "no de rodillas", sino de forma digna, como también planteó Alberto Fernández. Porque "la economía se mueve siempre desde abajo, la mueven los trabajadores y las trabajadoras. Nadie se tiene que enojar ahora".

El diputado advirtió que muchas veces algunos medios de comunicación se enojan con las medidas que toma el Gobierno, las cuales fueron adelantadas durante toda la campaña electoral, pero esos sectores de poder "quieren que se tomen las medidas que ya tomó Macri". Pero alertó: "No se tienen que enojar con nosotros, ni con el presidente, ni trabajadores ni trabajadoras sino con los que prometieron un mundo que evidentemente en la Argentina no funciona".

La pandemia del coronavirus

Máximo Krichner analizó que es acertado "que la sociedad tenga empatía con quien intenta cuidarla" y advirtió que el Gobierno comenzó a trabajar para solucionar el agobio que produce esta situación y que golpea a todos porque las consecuencias de las políticas neoliberales del macrismo se sumaron a las de la pandemia. 

"Si encima trabajamos sobre nervios sociales como puede ser la incertidumbre del que tenía su comercio, que le costó mantenerlo durante el macrismo porque estaba difícil, diferentes cuestiones que fueron sucediendo, ahí ves que hubo una clara decisión de querer profundizar el agobio en vez de tratar, entre todos, de ver cómo le encontramos la vuelta", dijo sobre el rol de la oposición.

Como respuesta a la politización de la pandemia, recordó que "hay casi 200 muertes diarias, y a veces más todavía, no dejo de pensar en familiares, amigas y amigos de esa gente. No creo que nos tengamos que poner tan poco humanos por las diferencias políticas".

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►