Aceite de orégano: ¿Qué es y por qué tiene grandes beneficios para la salud?

23 de junio, 2022 | 10.00

El aceite de orégano no sólo es el condimento perfecto para los guisados, es una de las plantas medicinales más importantes. Desde los tiempos de los egipcios, el aceite de orégano ha tenido múltiples usos medicinales. Existen registros de que los romanos llevaron esta planta a otros territorios para tratar el dolor de dientes, el reumatismo y la tos.

Gracias a las propiedades antioxidantes y efectos antiinflamatorios, el aceite de orégano es una de las mejores opciones naturales para mejorar la salud. En este artículo te contaremos sus más importantes beneficios y qué debés tener en cuenta antes de consumirlo.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Para qué sirve el orégano?

El aceite de orégano es un compuesto destilado de las hojas de orégano. Estas hojas contienen compuestos fenólicos que contribuyen a la actividad microbiana. Estudios comprueban tanto sus beneficios microbianos como para los hongos.

Es por ello que el aceite de orégano puede usarse vía tópica u oral. Cuando hay candidiasis u otras afecciones digestivas, ayuda a restablecer el balance microbiano en los intestinos.

El aceite de orégano también es útil para combatir el asma o la bronquitis, o a reducir las inflamaciones del vientre y cólicos menstruales. También se le atribuyen las propiedades antiespasmódico ya que contiene timol, un componente capaz de calmar los espasmos intestinales y dolores del estómago.

 

¿Cómo se extrae el aceite de orégano?

 

El proceso de extracción de aceite de orégano es realmente sencillo, y de hecho, vos podés hacerlo en casa. Lo primero es tomar varias ramas de orégano maduras y dejarlas al sol hasta que estén completamente secas, luego, en un mortero se machacan hasta que queden trozos muy finos.

En otro recipiente y olla, calentar un poco de aceite de oliva sin que llegue a hervir. Una vez caliente, verter el aceite en el orégano molido dentro de un frasco de vidrio que pueda cerrarse herméticamente. Agitar con fuerza el recipiente para que los compuestos del orégano comiencen a desprenderse.

Luego hay que dejar el frasco en un lugar donde le dé abundante luz solar por al menos 4 horas al día, de 2 a 4 semanas. Y cada día agitar el frasco para que los compuestos se distribuyan en todo el aceite.

Al final de las cuatro semanas, con un colador, se filtra el aceite, dejando las hojas en el colador. Te recomendamos usar un frasco de vidrio ámbar con tapa de gotero, lo que facilitará la administración del producto.

¿Qué cura el aceite de orégano? 

 

Se ha probado que el aceite de orégano tiene beneficios importantes para la salud, pero no es un medicamento y tampoco es un tratamiento por sí solo. Para cualquier afección, ya sean dolores, inflamaciones o desbalances orgánicos, hay que primero consultar con un médico.

 

Dicho esto, podemos mencionar que el aceite de orégano contribuye a la desinflamación del vientre y calmar los dolores intestinales. Estudios realizados en 2012 demostraron que también coadyuva al tratamiento contra la artritis reumatoide, artritis autoinmune y asma.

 

El aceite de orégano ha mostrado también que sirve como un auxiliar en el tratamiento contra el resfriado común y la congestión nasal. Para esto, podés tomar un vaso de jugo de naranja con 2 o 3 gotas de aceite de orégano por 5 días o hasta que los síntomas desaparezcan.

 

Beneficios del aceite de orégano

 

Como mencionamos anteriormente, los compuestos dentro del aceite de orégano pueden contribuir a nuestra salud. Compuestos como el timol, ocimeno, carvacrol, terpineno, limoneno, y cariofileno son algunos de sus activos.

A continuación te detallamos qué otros beneficios, además de los ya mencionados, contiene este fabuloso aceite esencial. Tomá nota.

Antioxidante

 

El orégano es una fuente sólida de antioxidantes como los ya mencionados anteriormente, los cuales pueden proteger a tu cuerpo de daños radicales. Esta protección puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer.

De acuerdo con un estudio realizado en 2001, el orégano tiene 42 veces más niveles de antioxidantes que las manzanas. Este estudio también encontró que el orégano contiene hasta 30 veces el nivel de fenólicos que en otras hierbas como el tomillo, el hipérico y el ajenjo.

Anti-inflamatorio

 

Como mencionamos anteriormente, el aceite de orégano contiene timol y ácido rosmarínico, que actúan como desinflamatorio y analgésico. Sirve para calmar las inflamaciones intestinales, en las encías, cólicos, previene la formación de ampollas e incluso el herpes bucal.

Aún es necesario que se realicen mayores estudios acerca de las cantidades seguras de ingesta, comparando los beneficios que tiene el consumir la planta por sí sola con el uso del aceite.

Bajar el colesterol

 

El aceite de orégano podría ayudar a reducir el colesterol LDL (malo) y aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno). Estudios realizados en animales revelaron que aquellos que recibieron carvacrol, un componente antioxidante presente en el orégano, tenían niveles de colesterol considerablemente más bajos que los que no lo recibieron.

Otro estudio realizó pruebas con 48 personas que tenían colesterol ligeramente alto, y siguieron una dieta y estilo de vida para reducir sus niveles. De todos los participantes, 32 recibieron 25 ml de aceite de orégano para consumirlo después de comer.

Al cabo de 3 meses, los participantes que tomaron aceite de orégano mostraron niveles de colesterol LDL más bajo que aquellos que no lo tomaron. Los científicos encontraron que el orégano funciona para descomponer el colesterol, produciendo sales importantes para el organismo.

 

Combate microbios

 

Algunos de los compuestos que se encuentran en el aceite de orégano tienen propiedades antimicrobianas. El aceite de orégano podría ayudar a evitar bacterias potencialmente resistentes a los antibióticos como E. coli y Pseudomonas aeruginosa.

Un estudio de laboratorio también encontró que los aceites esenciales de orégano con alto contenido de carvacrol y timol evitaban que se formaran cepas de estafilococos en productos lácteos y la carne.

Sin embargo, estos compuestos parecen ser más efectivos por sí solos sin el aceite, y definitivamente se necesita más investigación en humanos para demostrar que esto es legítimo.

 

Infecciones vaginales

 

El aceite de orégano también parece ser un remedio efectivo para combatir la candidiasis vaginal. Cuando surge la candidiasis los síntomas son un flujo de color blanco y espeso, picazón en la zona y una fuerte irritación en la vulva y en la vagina. Además, acompaña dolor al orinar y cuando se tienen relaciones sexuales. Esta afección en este estado es contagiosa.

El tratamiento por lo general es usando una crema anti fúngica vaginal y dejar de tener relaciones sexuales hasta que se quite la infección. Si se usa el aceite de orégano debe tomarse en agua, pero también se puede realizar adicionalmente un baño de asiento.

Para realizar un baño de asiento se coloca agua caliente en un recipiente grande y se le colocan 20 gotas de aceite de orégano. La persona debe sentarse en este recipiente y lavarse toda la zona por 10 minutos aproximadamente para reducir los malestares ocasionados.

Igualmente se puede tomar un poco de agua con unas gotas de aceite de orégano para ayudar a eliminar coágulos sanguíneos que quedan pegados en las paredes del útero luego de la menstruación.

Sin embargo, no recomendamos tomar esta solución durante el embarazo. Esta puede traer contraindicaciones serias tanto para la madre como para el bebé.

Salud digestiva

 

El orégano podría ayudar a reducir el riesgo de intestino permeable. Esta condición ocurre cuando las paredes del intestino se dañan, lo que puede permitir que las toxinas y las bacterias entren en el torrente sanguíneo.

El carvacrol está adquiriendo relevancia como alternativa para la pérdida de peso, ya que podría ayudar a revertir la cadena de eventos que conducen al crecimiento de las células grasas. Tené en cuenta que la información sobre el orégano por sí solo como método para perder peso es muy limitada.

Tampoco sabemos si comer orégano como parte de una dieta balanceada funciona mejor que los aceites o las cápsulas. Sin embargo, se ha demostrado que es bueno para combatir el estrés y la depresión, dos factores mayúsculos que contribuyen a la alimentación en exceso y aumento de peso.

El orégano es una fuente rica en fibra que ayuda a mantener el cuerpo en forma, además de reducir el riesgo de tener varias enfermedades. Podés colocar 4 o 5 gotas en un vaso con jugo de fruta como naranja y beberlo una vez al día.

 

Cómo usar el  aceite de orégano 

 

El orégano tiene tanto sus usos culinarios como curativos, y puede prepararse tanto en té, puede tomarse con un poco de miel, pero también en aceite esencial. Como mencionamos anteriormente, el aceite de orégano puede traer grandes beneficios para la salud.

Tené en cuenta que las cantidades y frecuencia de uso recomendables pueden variar de persona a persona. Es importante consultar la opinión de un médico antes de correr a la primera dietética a comprar este aceite.

Para usar el aceite esencial, podés preparar 2 o 3 gotas de aceite de orégano en una taza con agua caliente para aliviar afecciones intestinales, inflamación abdominal y cólicos menstruales. También podés colocar unas gotas en jugo de naranja después de la comida principal, lo cual ayudará a proteger las paredes intestinales.

Para usar este aceite de forma tópica, es decir en la piel, es necesario diluirlo. Usarlo por sí solo puede causar irritación, ardor u otras molestias. Podés diluir una gota de aceite de orégano en 4 gotas de aceite de coco y colocarlo sobre las zonas de la piel afectadas.

El uso tópico del aceite de orégano trae beneficios para el tratamiento del acné o como limpiador facial. Colocá un poco del aceite de orégano diluido en aceite de coco en los puntos rojos del rostro, y dejá actuar por 10 minutos o hasta que se absorba. Luego lavá el rostro con jabón neutro.

Para tratar los hongos como la cándida, tomá media cucharada de aceite de oliva o de coco con 1 gota de aceite de orégano después de la comida por tres días. Podés tratar algunas afecciones bucales como la inflamación de las encías o herpes, haz enjuagues diluyendo 10 gotas de aceite en medio vaso de agua tibia.

Posibles riesgos digestivos

 

Comer una pizca de orégano en tu comida es totalmente inofensivo. Sin embargo, consumir aceite esencial de orégano o aplicarlo en la piel conlleva algunos riesgos posibles que recomendamos ampliamente discutir con un médico antes de ingerirlo.

Para empezar, el aceite de orégano puede causar dolores de estómago y problemas digestivos cuando la dosis es mayor de la recomendada. Esto aplica principalmente al aceite puro, que los estudios recomiendan no consumir.

El aceite de orégano podría reducir el nivel de azúcar en la sangre y afectar la coagulación de la sangre. Podría ser peligroso si tenés diabetes, tomás anticoagulantes o tenés algún trastorno de la coagulación de la sangre.

 

También debés evitarlo si estás embarazada o amamantando. Ingerir grandes cantidades de aceite de orégano podría aumentar potencialmente el riesgo de aborto espontáneo, y no hay suficiente evidencia para decir si el consumo de este aceite es seguro durante la lactancia.

 

Por último, tené en cuenta que el aceite de orégano podría desencadenar una reacción alérgica, especialmente si sos alérgico a la albahaca, la lavanda, la menta, la salvia, la mejorana o el hisopo. Tengas alergia no, aplicarlo en la piel en concentraciones superiores al 1 por ciento podría causar irritación.

Conclusión

El orégano ha demostrado ser una hierba que, además de deliciosa, cuenta con bastantes beneficios para la salud. Los estudios demuestran que podría ayudar a reducir la inflamación, reducir el colesterol, combatir las infecciones por hongos, ayudar a la salud intestinal, aliviar el dolor, y auxiliar la pérdida de peso.

Podés encontrar una gran diversidad de tipos de aceite de orégano en la mayoría de las dietéticas o en línea. Pero te recomendamos usar productos de alta calidad para evitar elementos químicos nocivos u otros rellenos.

Luego de toda esta información y tips informativos que te presentamos, ya tenés lo necesario para usar la planta como condimento o remedio natural. Anímate a cultivarlo en tu casa, a usarlo e incorporarlo en tu alimentación diaria y también para resolver aquellos malestares físicos que se te puedan presentar.

Para más contenido sobre bienestar y otras hierbas medicinales, seguí leyendo contenido de El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►