Fue la mano de Dios: filme magistral con encanto maradoniano

La última producción del realizador italiano Paolo Sorrentino, que ganó el Oscar a mejor película en lengua no inglesa con La grande bellezza en 2014, tuvo su estreno durante el 36º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y llegará a Netflix el 15 de diciembre.

25 de noviembre, 2021 | 16.32

Cuando Paolo Sorrentino tenía solamente 17 años sus papás murieron por un escape de gas en una casa de veraneo. Él siempre les pedía poder ir a ver al Napoli de visitante, algo que le era negado hasta que un día, en que el equipo en que jugaba Diego iría a enfrentar al Empoli, por fin accedieron, y gracias a eso el director no corrió el mismo triste destino que sus progenitores. Fue la mano de Dios, su última realización que llegará a Netflix el 15 de diciembre, rescata esa emotiva historia de como Diego Maradona le salvó la vida. Conmueve y posee la belleza característica de las películas íntimas.

Fue la mano de Dios narra la historia de Fabieto (Filippo Scotti), alter ego de Sorrentino, un adolescente sin amigos y sin un rumbo claro de vista a su futuro. Sus papás y su hermano son los únicos guías; su pasión, es Diego Maradona y el Napoli. La transformación del protagonista sucede entre escenas que retratan el ambiente familiar italiano y puntos de quiebre en su vida. Y ante la fatalidad que se avecina, ni siquiera "El 10" puede rescatarlo del dolor. 

Paolo Sorrentino se atribuye una "coming of age" magistral, por fuera de cualquier corrección política, y aún en los momentos de dramatismo incómodos llena de humor ácido los diálogos del rico universo de personajes que se cruzan en la vida de Fabieto.  "¿Qué vas a estudiar?", le pregunta la madre; "Filosofía", contesta; "Y eso qué es?"; regresa la madre; "No sé", sentencia con total inocencia el hijo. También decide ser cineasta, a pesar de solo haber visto "cuatro o cinco películas", según le reconoce a la representación del director napolitano Antonio Capuano, uno de sus maestros, en una surrealista caminata por las ruinas de Nápoles, que culmina en la bahía.

La película funciona en varios flancos: se sitúa en bellísimas locaciones (que en manos de Sorrentino se convierten en planos impactantes y de verdadero disfrute), convence a los no futboleros y amantes del buen cine, y conmueve a los fanáticos hinchas, que estarán más que encantados con la para nada discreta cantidad de guiños al astro deportivo. 

Fue la mano de Dios. Nuestra opinión: Muy buena.

Dirección: Paolo Sorrentino.

Elenco: Filippo Scotti, Toni Servillo, Teresa Saponangelo, Marlon Joubert, Luisa Ranieri, Renato Carpentieri, Massimiliano Gallo, Betti Pedrazzi, Biagio Manna y Ciro Capano.

Se estrena en salas selectas el 2 de diciembre y llegará a Netflix el 15 de ese mes.

 

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►