Brian Castaño, el orgullo del Conurbano que tiene la chance de hacer historia en el boxeo

El púgil argentino pasó por las selecciones nacionales y, como profesional, puede llegar lejos. En exclusiva con El Destape,  Carlos Castaño -padre de Brian- y Matías Erbin, preparador físico,  cuentan como se prepara.

11 de mayo, 2022 | 08.00

Brian Castaño combatirá este sábado 14 de mayo en el Dignity Health Sports Park de Carson, California ante el estadounidense Jermell Charlo. En este combate, que será una revancha personal para el "Boxi" luego del injusto empate en julio de 2021, el púgil argentino buscará ser dueño de los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) -este último está en su poder-.

En sus inicios, Brian Castaño fue un joven con un sueño en la mente, con un objetivo por cumplir. Tuvo un brillante recorrido amateur en el que disputó casi 200 peleas y se midió ante rivales de talla internacional vistiendo los colores de la Selección Argentina de boxeo. "Mi hijo boxea desde los 11 años, tiene 189 peleas, boxeó en argentina y fue uno de los mejores. Si no llegó a más fue por consecuencias de la vida. Peleamos contra todos. Busqué lo mejor para mi hijo y mucha gente no creyó en él porque decían que no pegaba cuando era amateur. Siempre había palabras que molestaban", sostuvo Carlos Castaño, su padre, en charla con El Destape respecto a la formación de su hijo.

La preparación, las declaraciones de Jermell Charlo y la sed de revancha el polémico resultado del primer enfrentamiento son temas que le interesan al padre y a su preparación físico, Matías Erbin. Los dos sostienen que Brian está ante la gran chance de adjudicarse todos los títulos mundiales de la categoría superwelter. Desde Isidro Casanova, en pleno partido de La Matanza, al mundo: el boxeador argentino tiene todo para hacer historia.  

A partir de 2012, Castaño comenzó el camino en el profesionalismo y lo hizo con una victoria por la vía del KO en el mítico Estadio Luna Park. Luego de 9 victorias al hilo continuó su carrera en Estados Unidos y dos veces pisó suelo francés para medirse -de visitante- ante dos tremendos boxeadores. La primera de ellas, ante Michel Soro,  ganó por puntos en decisión dividida y la otra -sin dejar dudas- la ganó por nocaut ante Cedric Vitu. Sin embargo, el primer obstáculo llegó poco tiempo después cuando se midió ante el cubano Erislandy Lara en 2019 se dio el primer golpe. La prensa especializada dio como ganador, amplio, a Castaño pero los jueces dieron empate cuando la victoria la merecía el argentino y curiosamente no hubo revancha.

Dos años después, la situación se repitió ante Jermell Charlo. El resultado fue evidente, pero otra vez aparecieron los fantasmas.  Carlos Castaño padre aseveró: "Estamos espectacularmente bien, trabajando duro para la gran revancha que viene. La primera vez no pudo ser por un sinvergüenza que miró para el piso y no la pelea. Ahora vamos por la revancha y sabemos que tenemos una pelea dura pero es ganable, porque en este nivel estamos en el tope. Voy con toda la fe del mundo que vamos a ganar. A no ser que me lo emboque".

Y agregó: "La primera vez demostramos que le ganamos y la segunda vez, a no ser que lo conecte, él también puede caer. Pensamos en hacer un buen laburo para ganarle y si le ganamos va a ser porque somos mejores, todo esto lo digo humildemente. Es trabajo de toda la vida. Sabemos que tenemos un tipo pegador enfrente y nos cuidaremos más con la defensa, atacaremos con más cautela y trataremos de mejor más golpes consecutivos que la primera vez, tratar de errar menos y conectar más".

El rol como padre y entrenador de Carlos Castaño y lo que significa la pelea

"Yo umplo los dos roles en una sola persona. En el momento de mi trabajo de técnico laburo a un 100% para tratar de dar lo mejor para la pelea. Brian tiene que estar enfocado en lo que le digo, porque más allá de la fortaleza que tenga arriba del ring y las condiciones, también hay una táctica de trabajo que la estamos practicando para poder cerrar un buen resultado. Por las cuatro entidades nadie peleó, y Brian va a pelear por segunda vez. En 30 años se van a acordar de su pelea", lanzó Carlos Castaño.

Brian Castaño en su etapa como boxeador amateur

Y agregó: "Desgraciadamente el argentino no reconoce muchas cosas. En la Federación Argentina de Box no hay una foto de él como campeón del mundo, cuando representó 8 años a la Selección Argentina. ¿Sabés cuánta gente quiere que perdamos esta pelea? Muchos no se ponen la camiseta argentina, se la ponen por intereses de ellos. Yo estoy contento del trabajo, nosotros hicimos toda la preparación para ganar. Vamos por la victoria, que es nuestro objetivo y a dar lo mejor para salir victoriosos". 

La Matanza es el lugar en el que Brian se formó. En medio del corazón del Conurbano bonaerense, los vecinos lo acompañan, lo quieren y se enorgullecen.  "Yo pienso que el corazoncito de todos los argentinos con Brian no sólo está en La Matanza, sino en todo el país. En La Matanza es donde nació mi hijo, donde creció, se educó así que hay mucha gente que nos conoce y que nos quiere ver victoriosos, también estamos agradecidos a la gente del Municipio y a toda la gente que siempre colaboró. Estoy ansioso, así que no veo la hora de que llegue la fecha para sacarme la mochila de encima", concluyó Castaño padre.

Brian Castaño junto a su padre Carlos

Brian Castaño, un boxeador distinto

"Entrenar a Brian para mí siempre fue un orgullo, un honor. Ya desde que comencé en Las Vegas con él y lo vi sparrear me di cuenta de que estaba ante la presencia de un boxeador diferente a los que yo había entrenado, con otro estilo de boxeo, otra agresividad, otra escuela", dice Matías Erbin, el preparador físico que, trabaja con Manny Robles desde Los Ángeles.  Los dos trabajan en un gimnasio ubicado allí en donde recibe a distintos boxeadores importantes a nivel mundial. "Estoy muy contento de estar donde estoy con Brian, que Manny Robles que me haya elegido para formar parte de su equipo, para mí es un paso muy grande en mi carrera porque tengo un espacio mi lugar, donde los boxeadores pueden venir, encontrarme y probar mi trabajo y siempre ofrece mis servicios". Además de preparar a varios campeones mundiales, uno de los nombres que sobresalen en su historia es nada más y nada menos que Lucas Matthysse.

"La verdad que cada sparring, cada entrenamiento uno lo espera con ansias porque se brinda tan al máximo y al 100 que es el sueño de todo entrenador. Lo veo bien, fuerte, positivo con la mentalidad muy fuerte a pesar de varios sobresaltos que vivió durante el campamento. Todos hemos estado muy sólidos, muy positivos, muy unidos para llegar de la mejor manera a esta pelea y va a dar un espectáculo el sábado", sostuvo Castaño

Brian Castaño junto a Matías Erbin, Marcelo Sánchez y Carlos "Charly" Castaño

Acerca de los dichos de Jermell Charlo, Erbin lanzó: "Las declaraciones son lo que se puede esperar de una persona así. Ya lo vivimos en la primera. Se excedió mucho en lo que dijo en cuanto al uso de sustancias prohibidas. Fue una falta de respeto. Me parece que varias personas interfirieron en contra nuestra, siempre elevando sospechas pero nosotros siempre tuvimos pruebas de todo. Hicimos un gran trabajo en la recuperación con el kinesiólogo Franco Charazo que es de mi confianza y con la maquinaria que tengo a mano rehabilitamos bien el brazo de Brian y ponernos a punto para esta pelea".

"La verdad que poner en tela de juicio la lesión de un boxeador es una vergüenza, una falta de respeto hacia un colega, y tratarlo de drogadicto como también a los argentinos por donde viene, es una falta de respeto total. Se tiene que alagar para creérsela, pero son estrategias que tiene cada uno y nosotros estamos muy tranquilos, sabemos por lo que vamos. No fueron más que palabras de aliento, motivación para Brian que lo va a canalizar por ese lado para poder llevarlo a cabo y que le de energía para el sábado", concluyó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►