Escándalo internacional: le robaron una pelea a un boxeador argentino

El canadiense Ryan Rozicki aseguró: "Yamil Peralta ganó la pelea. Debió ser el legítimo ganador".  Sin embargo, los jueces vieron otra cosa

09 de mayo, 2022 | 18.46

Una insólita situación ocurrió durante la noche del sábado. El argentino Yamil Peralta, uno de los mejores púgiles de Argentina, peleó en Canadá contra Ryan Rozicki y fue robado en un tremendo despojo que llevó a tomar una decisión al Consejo Mundial de Boxeo. 

Con su cara completamente desfigurada, Rozicki escuchó las tarjetas, pero no festejó ante lo que dijeron los árbitros. Es que Yamil Peralta le dio una paliza a lo largo de los diez rounds que se disputaron en Canadá. Sin embargo, aunque todos habían visto lo que ocurrió, dos de los jurados -todos canadienses- sostuvieron que  el local había ganado 97-93 (Wayne Gray) y 95-94 (Robert MacAvoy). Un minuto después, el canadiense Ryan Rozicki aseguró: "Yamil Peralta ganó la pelea. Debió ser el legítimo ganador". 

Por otro lado, el peleador que fue olímpico declaró: "Me quedo tranquilo porque hice una gran pelea, agradezco mucho esta oportunidad y el cariño de esta ciudad de Canadá. Creo que ganamos y tendríamos que habernos llevado el cinturón. Le agradezco mucho a Ryan por haber reconocido ante todos que gané". Vale recordar que Yamil Peralta representó al país en Londres 2012 como en Río de Janeiro 2016. Fue  campeón argentino, sudamericano y latino crucero, resignó inmerecidamente su invicto profesional en su primera pelea fuera de Argentina.

A raíz del bochorno, el Consejo Mundial de Boxeo aseguró que el comité de calificaciones no considerará el resultado en su evaluación para el ranking oficial del mes de mayo y, por otro lado, pidió que se repita la pelea en las próximas semanas. En el mismo comunicado agregó: "El CMB desea reconocer la gran pelea realizada por Yamil Peralta, así como el gran esfuerzo de Ryan Rozicki".  Por otro lado, añadió: "La deportividad mostrada por ambos bandos, especialmente la magnífica acción de humildad de Rozicki, al levantar la mano de Peralta tras el anuncio del resultado, confirma que el boxeo es un gran deporte, exaltando el honor y subrayando el juego limpio. Estamos comprometidos con la seguridad, pero también con la equidad". 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►