Pese a mayor apertura, la Ciudad duplica la pérdida de empleos de la provincia de Buenos Aires

De marzo a junio se perdieron más de 167 mil puestos de trabajo privados en el país. En territorio porteño, este número supera los 56 mil y explica el 33% del total de los empleos perdidos en Argentina.

10 de septiembre, 2020 | 15.59

En junio, por primera vez desde el inicio de la pandemia, se registró un aumento en el trabajo registrado y en julio la tasa de contratación fue mayor a la de desvinculaciones anticipando una nueva mejora. La cantidad de trabajadores registrados ascendió un 0,2% hasta 11.762.574, lo que representa 28.800 empleos formales más que en mayo, quebrando la tendencia que se registraba desde agosto del año pasado, previo a las PASO, y que se profundizó fuertemente por el impacto del aislamiento preventivo al COVID-19. La variación interanual volvió a registrar un descenso, de 2,8%, que implica la pérdida 338.400 puestos de trabajo registrado.

Impuesto a las Grandes Fortunas

La Ciudad de Buenos Aires casi duplicó la caída de empleo interanual respecto a la Provincia y explica el 33% del desempleo nacional, señala un informe del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) Durante julio (dato más actualizado) las contrataciones de personal alcanzan a compensar las desvinculaciones pero una de cada cinco empresas reconoce haber aplicado suspensiones laborales. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Pese a que comienza a normalizarse, con intermitencias, la actividad en buena parte del país los efectos de la pandemia aún repercuten en el mundo laboral. Respecto a febrero, último mes de “normalidad”, se contrajo 2,4% el empleo formal. En junio se crearon 28.800 puestos registrados. "Fundamentalmente por el aumento de trabajadores independientes, debido a que fueron los que mostraron el mayor repunte (1,5%) traccionado especialmente por la recuperación de los monotributistas (2,2%)", según el informe del CEM sobre la base de datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (datos hasta junio último) y la Encuesta de Indicadores Laborales (datos hasta julio último), tanto a nivel nacional como a Ciudad y Provincia de Buenos Aires. 


El empleo asalariado registrado del sector privado registró "una tendencia a la recuperación en tanto la variación intermensual fue de -0,1% frente al -0,3% del mes anterior". La variación interanual continúa mostrando valores negativos, registrando una pérdida de 289.600 puestos de trabajo asalariado privado (-4,8%).  "Varias provincias mostraron un crecimiento del empleo asalariado privado: Tierra del Fuego (1,6%), Catamarca (0,9%), La Rioja (0,6%), Chaco (0,4%). En cambio, para CABA los números arrojaron una caída de 0,6% respecto al mes anterior.

Ciudad y Provincia

La caída del trabajo asalariado registrado privado interanual en junio en la Ciudad de Buenos Aires (-6,2%) es casi el doble que la de la Provincia (-3,3%) y superior al promedio del total país (-4,8%), según informe la entidad. De marzo a junio se perdieron 167.800 puestos de trabajo de asalariados registrados privados en el país. En territorio de Horacio Rodríguez Larreta este número asciende a 56.100 y explica el 33% del total de los empleos asalariados privados perdidos en la Argentina en el marco de la crisis por COVID-19.

La reapertura de varias actividades, como consecuencia de la flexibilización de las medidas de aislamiento en todo el país, impactaron de modo positivo en la evolución del empleo. La tasa de incorporación de personal alcanzó un 0,8 (EIL), la más alta desde el comienzo de la pandemia, evidenciando el inicio de un incipiente proceso de recomposición laboral.

En relación a las suspensiones, los números se mantienen altos. En julio, una de cada 5 empresas (19,4%) aplicaron suspensiones, mostrando un crecimiento de 1,8 puntos en relación al mes anterior. Por su parte, la tasa de suspensiones ascendió a 8,4% (creciendo 0,3 puntos con respecto al mes anterior. 


"Las medidas adoptadas para enfrentar la caída de la actividad económica, como la prohibición de despidos (Decreto PEN Nro. 329/2020) y la aplicación del Salario Complementario (en el marco del programa Asistencia de Emergencia Trabajo y Producción- ATP) han sido fundamentales para evitar un desplome en los niveles de empleo privado registrado", señala el informe del CEM.

Durante el mes de julio de 2020 las contrataciones de personal alcanzan a compensar las desvinculaciones. La tasa de entrada, que explica la incorporación de nuevo personal a las empresas fue del 0,8% mejorando levemente el dato de junio (0,7%). Esto confirma una tendencia positiva si tenemos en cuenta que duplica los números de marzo y abril, ambos con un 0,4%

En cuanto a la tasa de salida, la que mide las desvinculaciones, se mantiene estable en su piso histórico y repite las mediciones de los dos meses anteriores (0,8). Las medidas adoptadas para enfrentar la caída de la actividad económica, como la prohibición de despidos (Decreto PEN Nro. 329/2020) y la aplicación del Salario Complementario (en el marco del programa Asistencia de Emergencia Trabajo y Producción- ATP) han sido fundamentales para evitar un desplome en los niveles de empleo privado registrado.

En lo que va de la pandemia se perdieron 167.800 puestos de trabajo de asalariados registrados privados en el país, en la CABA este número asciende a 56.100 y explica el 33% del total de los empleos asalariados privados perdidos en la Argentina en el marco de la crisis por COVID-19.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►