Como en la soja, otros sectores piden un dólar diferencial

El limón, el vino y los arándanos son algunos de los rubros que presionan por esta solicitud que no descartan en la Secretaría de Agricultura. Mientras tanto, el Gobierno articula una medida puntual para la Economía del Conocimiento.

09 de septiembre, 2022 | 00.05

Los resultados del dólar diferencial a $ 200 para la liquidación de soja son mejores a los esperados y, tal como se preveía, otros sectores empiezan a reclamar por un tipo de cambio especial que beneficie a sus actividades. El limón, el vino y los arándanos son algunos de los rubros que presionan por esta solicitud que no descartan en la Secretaría de Agricultura. Mientras tanto, el Gobierno quiere implementar una medida cambiaria para la Economía del Conocimiento.

Tanto los bodegueros como los productores de limón reclaman la aplicación de dólares diferenciales. En particular, son dos industrias con altos niveles exportadores que piden un trato especial, incluso una eventual rebaja de retenciones. Pero no son los únicos casos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

A través de un comunicado, la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (APAMA) sostuvo: "Arándanos, citrus dulces, cerezas, pecan, nueces, son algunos de los productos que son centrales para la vida económica de las provincias en donde se producen, como Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, y algunas del sur del país". Por eso, propusieron al Gobierno que "aplique también un dólar economías regionales para reducir la brecha entre lo que se percibe y el precio real". 

En diálogo con El Destape, el presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos, Adolfo Franke, aseguró que el tipo de cambio diferencial "es una medida de emergencia, que puede sortear dificultades en un contexto difícil". Sin embargo, alertó por la situación de su sector: "En algún momento debemos tener condiciones competitivas para exportar. La cadena porcina hoy no es competitiva para exportar, y el país tiene las condiciones para hacerlo, y se generarían puestos de trabajo y actividad económica".

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, Javier Prida, sostuvo que si la cadena contara con un dólar diferencial de ese calibre, "se exportaría el triple" "Daríamos valor agregado al maíz y la soja con más mano de obra intensiva", agregó.

Desde el Gobierno son cautos al hablar de baja de retenciones, pero no consideran como descabellado el pedido general sobre diversos tipos de cambio como una opción futura.

¿Dólar tecno?

En línea con lo otorgado para el polo agroexportador, el Gobierno trabaja en un decreto para que en los próximos días se aplique un esquema cambiario nuevo para el sector de Economía del Conocimiento. En principio, las empresas tecnológicas que registren un incremento en sus exportaciones, podrían disponer del 30% del saldo de las divisas incrementales.

La Economía del Conocimiento es el tercer complejo exportador del país y se prevé una cifra récord de U$S 7.000 millones para el 2022. Por ese motivo, también se delinea un proyecto  para crear un monotributo tecnológico. El mismo apuntaría a que un grupo de profesionales que facturan sus servicios al exterior puedan enviar sus facturas dentro de un esquema tributario nuevo que convive con el régimen simplificado local. 

El "boom" sojero

La liquidación de soja a partir del nuevo cambio propuesto por el Gobierno está avanzando más rápido de lo esperado. A 96 horas de que comience a regir el decreto que instaló el llamado dólar soja, ya se liquidaron cerca de US$ 1.400 millones, es decir, más de los US$ 1.000 millones que se había puesto el Ministerio de Economía como meta inicial. 

Bajo este ritmo, el Banco Central compró U$S 426 millones durante la jornada y fue récord en la gestión de Alberto Fernández. Desde el comienzo de la implementación de la medida, la autoridad monetaria que conduce Miguel Pesce lleva recaudados más de U$S 800 millones.

De un universo primario de 20 millones de toneladas por liquidar -y teniendo en cuenta que los exportadores suelen quedarse con un remanente de cinco millones- quedarían alrededor de 14 millones de toneladas por ingresar. De esta forma, se podrían superar los U$S 5.000 millones proyectados en un primer momento.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►