Moldavia prohíbe de forma definitiva la transmisión de noticieros rusos por la guerra en Ucrania

02 de junio, 2022 | 13.43

El parlamento de Moldavia aprobó hoy la prohibición definitiva de los noticieros rusos en el país, medida vigente desde la invasión rusa de Ucrania.

La ofensiva de Moscú el 24 de febrero reavivó la tensión en Moldavia, que aspira a ser miembro de la Unión Europea (UE) y tiene en su territorio una región separatista, Transnistria, apoyada por Rusia.

La transmisión de informativos rusos se prohibió después de la ofensiva en Ucrania, pero ahora el parlamento aprobó la legislación para regularizarla.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los canales de televisión moldavos solo podrán difundir programas de entretenimiento rusos, consignó la agencia de noticias AFP.

Además, la nueva legislación impondrá multas y otros castigos a quien difunda desinformación.

Moldavia, donde la mayoría de la población habla rumano (aunque hay una minoría rusoparlante), apoyó de forma firme a Ucrania después del inicio de la contienda.

El miedo de desestabilización creció en el país ante las declaraciones de un general ruso que afirmó que la ofensiva del Kremlin buscaba crear un corredor entre el sur de Ucrania y Transnistria.

Transnistria se separó del territorio moldavo tras una breve guerra civil en 1992, en la que contó con la ayuda rusa, y provocada tras el desmembramiento de la Unión Soviética, de la cual tanto Moldavia como Ucrania formaban parte.

Se había autoproclamado como república el 29 de octubre de 1990 y cuenta con un 12% del territorio moldavo y un 23% de la producción industrial, más el estratégico control de vías de transporte y gasoductos.

De unos 500.000 habitantes, tiene su propia moneda pero es sumamente dependiente de Rusia, que le suministra gratuitamente gas y tiene desplegados unas 20.000 toneladas de armamento de la época soviética y unos 1.500 soldados rusos.

Moldavia, por su parte, no dejó de reclamar todos estos años la integración de ambas zonas separadas por el río Dniester y acusa a Moscú de promover la independencia de esa franja, a la que considera con un estatus especial.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►