Se cumple un año de que la Corte cajonea el expediente por las tarifas del Grupo Clarín, que reparte ganancias por 397 millones de dólares entre sus accionistas

El holding que comanda Héctor Magnetto judicializó el decreto de Alberto Fernández que regula las tarifas de cable, internet y celular. La Corte lleva un año sin resolver el caso mientras la empresa reparte casi 400 millones de dólares.

25 de junio, 2022 | 00.05

Hoy se cumple 1 año de que la Corte Suprema cajonea un expediente clave: la cautelar por la que el Grupo Clarín no cumple el decreto que regula las tarifas de los servicios de telecomunicaciones. Esa demora no es estéril: significa ganancias extraordinarias para Héctor Magnetto y sus socios. Cablevisión Holding, la firma del Grupo Clarín que maneja sus negocios de cable, internet y telefonía celular, informó hace unos días que repartió 397 millones de dólares (sí, dólares) en dividendos a sus accionistas entre 2020 y 2021.

En la Corte no tienen plazos para resolver y sus prioridades van atadas al calendario electoral pero se pueden anticipar algunas jugadas. Horacio Rosatti, auto votado presidente de la Corte, fue hace unos días a un evento de Clarín y dijo que "conjugar mercado y Estado es muy importante. Después, un Gobierno será más neoliberal, más neointervencionista, pero lo más importante es erradicar algunos temas que se ven como malas palabras", en alusión al progreso (eufemismo de enriquecimiento) y a la teoría del derrame. Se habla mucho de las visitas de Jorge Rendo, canciller del Grupo Clarín, a la oficina de Rosatti en el 4to piso del palacio de Tribunales.

El vicepresidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, fue abogado de Clarín, y la incógnita es si intervendrá en este caso como en otros 25 de sus ex clientes, tal como reveló El Destape. De Ricardo Lorenzetti, titiritero del lawfare en la era Cambiemos, se puede esperar su zigzagueo camaleónico, aunque su terminal mediática está más ligada a Infobae que a Clarín. El voto del cordobés Juan Carlos Maqueda, designado por el senador en ejercicio de la Presidencia Eduardo Duhalde, siempre es una incógnita, puede confirmar la mayoría o generar un bloqueo. Lo único cierto es que pasó un año y mientras la Corte no resuelve el Grupo Clarín acumula y reparte ganancias extraordinarias.

Una de las claves de esas ganancias extraordinarias de Cablevisión Holding es este judicial de la Corte. El propio presidente Fernández lo describió como un “un acto de complicidad judicial con el poder económico real al referirse a que la Corte no resuelve la medida cautelar que le permite a Magnetto y sus socios no cumplir con el decreto 690 que el presidente rubricó el 21 de agosto de 2020.

¿Qué establece el decreto 690? Que los servicios de telecomunicaciones son un “servicios públicos esenciales y estratégicos en competencia” y que sus precios serán regulados por el Estado. El Grupo Clarín judicializó este decreto. Primero lo hizo en enero de 2021, en plena feria judicial, pero el juez Walter Lara Correa rechazó dictar una cautelar para suspenderlo. La empresa apeló y en abril de 2021 logró un fallo a favor de la Sala II de la Cámara Contencioso Administrativo Federal, firmado por los camaristas Luis María Márquez y José Luis López Castiñeira. El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) apeló el fallo pero la Cámara no aceptó el recurso extraordinario para que el expediente llegara a la Corte. El Gobierno tuvo que ir en queja al máximo tribunal, el último recurso. Eso fue hace exactamente un año, pero la Corte no lo trata. Prioridades.

¿Quienes son los accionistas de Cablevisión Holding que se llevaron estos 397 millones de dólares?

  • GC Dominio (así, sin eufemismos) controla el 26,44% de las acciones pero tiene el 64,24% de los votos en las asambleas de las empresa. Esa firma es controlada por los hijos apropiados de la fallecida Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto, José Aranda y Lucio Pagliaro.
  • ELHN Grupo Clarín New York Trust tiene el 26,58% de las acciones que representan el 12,92% de los votos. Son las iniciales de Ernestina Laura Herrera de Noble, y los trusts son figuras para ocultar patrimonio.
  • HHM Grupo Clarín New York Trust tiene el 11,66% de las acciones que son el 5,67% de los votos. Son las iniciales de Héctor Horacio Magnetto, que usa el mismo truco que la fallecida Ernestina.
  • GS Unidos LLC tiene el 6,52% de las acciones, el 3,17% de los votos. Esta firma está radicada en la guarida fiscal de Delaware y es controlada por los trusts de la familia Noble Herrera (los hijos apropiados de Ernestina) y Magnetto.
  • ANSES, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), tiene el 9% de las acciones que representan el 4,37% de los votos.
  • El resto de las acciones que flotan en bolsas son el 19,81%, que da el 9,63% de los votos.

Este reparto de 397 millones de dólares consta en un documento que Cablevisión le envió a la ANSES como respuesta a una serie de preguntas que le hizo este organismo, uno de sus accionistas gracias a la estatización de las AFJP. Clarín era una de las empresas que utilizaba fondos previsionales para financiarse en detrimento de los ahorros de millones de trabajadores. El documento es de acceso público a través de la web de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

El reparto fue 12 millones de dólares en efectivo y 385 millones de dólares en especie, es decir, en bonos. Puntualmente los Bonos Globales 2030 y 2035, que son parte del canje de deuda que gestionó el ministro Martín Guzmán. En lugar de pagarle ganancias en pesos a sus accionistas repartieron esos bonos en dólares. Los accionistas pudieron optar por cambiarlos, por timbear con el Contado con Liqui o el dólar MEP o guardarlos hasta el pago final.

El reparto de esos 397 millones de dólares fue en tres tandas. Una el 29 de abril de 2020 de 12 millones de dólares en efectivo; otra el 15 de diciembre de 2020, cuando distribuyeron 61.607.237 dólares en Bonos Globales 2030 y 106.257.704 en Bonos 2035; la tercera el 31 de agosto de 2021 con 144.747.958 dólares en Bonos Globales 2023 y 72932.173 dólares en Bonos Globales 2035. Esos bonos a su vez los había adquirido Telecom, otra de las firmas del grupo, y transferido a Cablevisión como parte de sus propios dividendos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►