Urgente: cumbre entre Nación, Ciudad y PBA por la segunda ola de coronavirus

El Gobierno nacional convocó a Ciudad y Provincia para analizar la situación epidemiológica. 

27 de abril, 2021 | 11.40

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, convocó a su par de Ciudad, Felipe Miguel, y de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, para una reunión en Casa Rosada ante la segunda ola de coronavirus y para analizar nuevas medidas de restricción, días antes de que venza el último DNU que firmó el presidente Alberto Fernández y que disparó una disputa caliente con la Ciudad de Buenos Aires, que no acató la suspensión de clases presenciales y realiza escasos controles para hacer cumplir las restricciones de horarios. 

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Tras la decisión del Gobierno porteño de no acatar en su totalidad el DNU con las restricciones, el jefe de ministros convocó a su par junto con el jefe de Gabinete de provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, para analizar al situación epidemiológica del Área Metropolitana, la suba de contagios y para trasmitirles las advertencias del grupo de expertos. 

El encuentro será este mediodía y se espera avanzar hacia definiciones coordinadas entre los tres Gobiernos para frenar la escalda de contagios de coronavirus en la zona metropolitana. Se trata del primer encuentro oficial de la semana entre Nación y Ciudad en medio de las críticas cruzadas por las restricciones y las clases presenciales.

En la reunión que mantuvieron las autoridades de Nación con el equipo de expertos, estos recomendaron mantener las medidas de restricción y garantizar que se cumplan lo mejor posible. Además, se planteó que los casos se estabilizaron, pero en un número alto y advirtieron sobre el crecimiento de la demanda de oxigeno que se encuentra en el 85% es en sala. A esto se suma, alertaron los expertos, que "hay mucha demanda de pacientes jóvenes de menos de 60 que necesitan oxígeno".

Asimismo, los expertos advirtieron que el sistema de salud está "en alta tensión", por lo cual, es prioritario que se baje, como mínimo, por una semana el promedio de 15 mi casos diarios para poder liberar camas. También, insistieron en bajar la circulación de personas que no van a trabajar y alertaron sobre la peligrosidad de la presencialidad en Ciudad de Buenos Aies. 

"Si no bajan los casos, vamos a tener que hacer algo"

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, anticipó que si no bajan los casos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires las autoridades locales tendrán que hacer "algo", con lo que no descartó la aplicación de nuevas medidas de restricción a la circulación pública en el distrito.

"La Ciudad viene hace dos semanas con un número estabilizado muy alto de casos, 2600, 2700 de promedio, lo cual tiene implícito una buena noticia y otra de mucha alerta", explicó el funcionario en declaraciones al canal La Nación Más. No obstante, el ministro consignó que "la buena noticia" es que los casos de coronavirus "han dejado de crecer", pero advirtió que "la alerta es que si no bajan rápidamente, y se sostiene por mucho tiempo ese número tan alto de casos, cada vez se van ocupando más las cámaras de terapia intensiva".

Argumentó que "ha cambiado la patente epidemiológica en la Ciudad. La curva tiene un cambio bien claro que se ha estabilizado, pero con estabilizarse no alcanza" y confió: "Si en estos días los casos bajan claramente, seguramente vamos a poder tener un escenario determinado".

En caso contrario, y en referencia a las últimas restricciones dispuestas para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por el Gobierno nacional, el funcionario advirtió: "Si ese grupo de medidas no alcanza para bajar estos casos amesetados, naturalmente vamos a tener que hacer algo".

El titular de la cartera sanitaria aclaró que esas eventuales medidas se tomarían "entendiendo siempre que tenemos los datos, la evidencia y la convicción de que la presencialidad en las escuelas es un lugar muy seguro y genera muy poco contagio, y en todo caso tenemos que discutir bajar la circulación pública".

"Si la curva de casos en la Ciudad no baja críticamente, no va a alcanzar, porque el número de camas de terapia, cada día que pasa, va aumentando", puntualizó Quirós. Al respecto, el funcionario pidió "mirar" los datos de contagio "jurisdicción por jurisdicción", al advertir que si se observan los porcentajes nacionales "va a ser muy difícil entender lo que pasa en la Ciudad o en la ciudad de Córdoba, porque esta es una enfermedad muy regional".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►