Exclusivo: Angelici detrás de una sociedad trucha habilitada por Macri que movió millones

Angelici utilizó una figura creada por el exPresidente para crear empresas en un día y así ocultar una operación cuyos indicios son de lavado de dinero. Lo investiga la IGJ.

04 de septiembre, 2020 | 20.40

Daniel “Tano” Angelici está detrás de una sociedad trucha creada con $20.000 que a los pocos días compró un departamento por 1 millón de dólares, casi mil veces su capital. Se trata de una Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS), la figura que armó Mauricio Macri para crear firmas en pocas horas y sin controles. La administra un socio de Angelici en varios negocios, desde el juego a otra firma en Panamá. Los datos surgen de una investigación de la Inspección General de Justicia (IGJ) y todo indica una maniobra de lavado de dinero.

Impuesto a las Grandes Fortunas

La sociedad pantalla de Angelici se llama Arte Inmobiliario SAS. Fue creada el 5 de enero de 2018 con un capital de $20.000. Un mes después, según pudo corroborar la IGJ, compró una propiedad en Recoleta por 1 millón de dólares. Al cambio de ese momento eran 19.800.000 pesos, casi mil veces el capital de la sociedad. Imposible de justificar. El inmueble queda en Carlos Pellegrini 847/855, un edificio que suele alojar oficinas.

Los datos surgieron a partir de la resolución particular N 172 de la IGJ, organismo que fiscaliza los movimientos de las SAS y de las empresas en general. Cuando Macri lanzó las SAS, el actual titular del organismo, Ricardo Nissen, había advertido que eran un vehículo para estas operaciones opacas. No se equivocaba. Desde que asumió en la IGJ encontraron muchos casos similares al de Angelici. Incluso su uso por parte de narcos, como reveló Ezequiel Orlando en El Destape.

Una de las claves de las SAS, como en las empresas radicadas en guaridas fiscales, es ocultar el beneficiario final de sus operaciones. En este caso, a partir de la pesquisa de la IGJ, el nombre apareció: Angelici. ¿La maniobra? Usar una sociedad para mover o lavar un millón de dólares sin que figurara su nombre.

El propio Macri celebró la creación de las SAS en la apertura de sesiones legislativas del 2019. Dijo: “Antes si alguien quería poner su propia empresa tenía que tener un socio sí o sí, pasar hasta por 10 dependencias públicas y esperar meses para ser aprobada. Hoy con la Sociedad Anónima por acción Simplificada, en 20 minutos, en línea y a distancia, y así se crearon más de 11 mil empresas”. Un resumen perfecto: empresas creadas sin controles, donde se oculta el beneficiario final y que habilitan estas maniobras. Ante el intento fallido de Macri de, como contó El Destape, de hacer de la ciudad de Buenos Aires una guarida fiscal, las SAS fueron el instrumento perfecto.

Todo es turbio en la corta vida de esta sociedad. En la constitución original de Arte Inmobiliario SAS figuraba como administrador Ricardo Esteban Sosa y como administradora suplente Verónica Andrea Franco. La segunda renunció a los 5 días de creada la sociedad y Sosa el 31 de enero, a los 25 días. Cuando fue citado por la IGJ por estas maniobras, fue Sosa quien informó que el beneficiario final de esta offshore modelo Macri era Angelici.

La mano de Angelici se nota además por quienes asumieron la administración de esta sociedad trucha. El mismo 31 de enero, según consta en el Boletín Oficial, se designó como administrador a Alejandro Mario Canale y como viceadministradora María Soledad Diez. Ambos fijaron fomicilio en Carlos Pellegrini 855, Piso 10 A. Es la dirección del inmueble que compró la sociedad 6 días después, el 6 de febrero.

Canale tiene un vínculo estrecho con Angelici. Es director titular en World Games, la empresa de juego que preside Angelici. La misma situación en Binarge SA. Comparten una sociedad offshore en Panamá, Corbalán Services Inc, donde Canale es director y tesorero y Angelici presidente. Canale también figura como prosecretario de la Fundación Banco Ciudad.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►