Causa Lázaro Baez: un empresario clave negó irregularidades en la obra pública de Santa Cruz

De esta forma puso en evidencia los fundamentos de la causa contra Lázaro Baez que fue usada para atacar a Cristina Kirchner.

05 de octubre, 2021 | 11.17

El empresario Juan Chediack declaró que la Cámara Argentina de la Construcción no recibió denuncias sobre irregularidades en la obra pública de Santa Cruz y que su firma nunca participó de licitaciones en esa provincia, por lo cual dijo carecer de "información cierta, confiable, fidedigna de los hechos" que se juzgan en la llamada causa Vialidad.

"No hemos recibido de nuestros asociados, menos cuando fui presidente y anteriormente tampoco, alguna denuncia ni información alguna respecto de irregularidades en la provincia de Santa Cruz", sostuvo Chediack, quien fue presidente de la Cámara de la Construcción en 2015 y 2016.

Tras escucharlo declarar como testigo durante cuatro horas, el Tribunal Oral Federal 2 suspendió la audiencia en la que debía declarar otro empresario, Carlos Wagner, quien pidió hacerlo desde su domicilio y manifestó estar bajo tratamiento por padecimientos psiquiátricos.

Ante esto se dispuso un cuarto intermedio hasta la próxima semana a fin de evaluar su situación. Chediack, por su parte, aseguró ante los jueces que la Cámara Argentina de la Construcción "no tiene delegación" en Santa Cruz, y recordó que la empresa de Báez, Austral Construcciones, "no es socia" de la CAC.

"Amerita que todas las partes sepan que nuestra empresa no participó de ninguna licitación en la provincia de Santa Cruz, por lo cual carecemos de información cierta, confiable y fidedigna de los hechos que pudieran haber pasado", expuso sin esperar preguntas, al inicio de su declaración como testigo.

Chediack se presentó en la sala de audiencias de Comodoro Py 2002 para declarar en el juicio por las presuntas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz.

El dueño de la constructora "José Chediack", ubicada en la localidad bonaerense de Martínez, es imputado colaborador en la causa conocida como "cuadernos", y en este juicio fue citado como testigo a pedido de la querella de la Oficina Anticorrupción y de la defensa del empresario Lázaro Báez.

Tras su breve monólogo inicial respondió preguntas durante casi cuatro horas, en medio de un debate sobre su derecho a no "autoincriminarse".

Chediack refirió que durante el kirchnerismo concurrió al Ministerio de Planificación Federal como parte de una comitiva de la Cámara Argentina de la Construcción para entrevistarse con el entonces secretario de Obra Pública, José López.

También aludió a reuniones en ese rol con el entonces ministro de Planificación Julio De Vido, pero este tramo de la declaración, ordenada a partir de las preguntas del fiscal del juicio, Diego Luciani, fue objetado por las defensas debido al rol de imputado colaborador que Chediack tuvo en el caso "cuadernos".

Ante los planteos de riesgo de autoincriminación, el Tribunal dispuso "no hacer lugar" a la línea del interrogatorio de la fiscalía. El empresario se negó a responder al fiscal sobre cuándo conoció al exministro De Vido.

"Todo lo que supe y lo que padecí se lo expresé al fiscal (Carlos) Stornelli en el momento de mi declaración como colaborador de la Justicia en la causa 9608 (cuadernos) y en la 13816 (cartelización de obra pública), donde luego fui aprobado por el doctor (Claudio) Bonadio como imputado colaborador. Cuando yo me presenté en realidad no era imputado", recordó Chediack.

En esas declaraciones "hay una serie de elementos y entrevistas que están manifestadas, por lo tanto entrar en el terreno de los temas que tratamos me parece que roza con el derecho a la no autoincriminación", planteó el empresario.

Las defensas también se opusieron al interrogatorio fiscal.

"Muchos de los que estamos acá sabemos cómo se obtuvieron estas delaciones premiadas. Hemos escuchado a secretarios decir en pasillos, 'se acaban las sortijas'", recordó el abogado de Báez, Juan Martín Villanueva.

El Tribunal Oral rechazó la semana pasada un planteo de Chediack para no ser llamado como testigo bajo juramento de verdad porque está acusado en esa causa penal.

Los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu ratificaron la citación y la de los demás empresarios.

El juicio que se sigue al exministro de Planificación, Julio De Vido; al exsecretario de Obras Públicas, José López; y a la exjefa de Estado y actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, se realiza de manera semipresencial por la pandemia de Covid-19, con el Tribunal y testigos en la sala de audiencias.

El resto de las partes -abogados, acusados, querellas y fiscalía- siguen las alternativas conectados a través de la plataforma Zoom.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►