Síndrome de Kessler: la nueva amenaza que tendrá el mundo tras el coronavirus

Una vez que la pandemia por COVID-19 finalice, el planeta deberá enfrentarse a un nuevo problema que, en esta oportunidad, llegará del espacio exterior. De qué se trata.

18 de octubre, 2020 | 15.27

La pandemia por coronavirus ha significado una triste e inesperada noticia para todo el planeta. La enfermedad que comenzó en Wuhan (China) se extendió a lo largo y ancho de la Tierra, al punto de que actualmente hay más de 39 millones de casos positivos y más de 1 millón de fallecidos. ¿En Argentina? Hasta el momento, se registran más de 244.000 casos y más de 5.900 muertes.

¿Por qué sube el dólar?

Mientras los médicos y especialistas en salud buscan alternativas para tratar de lanzar cuanto antes una vacuna que reúna los requisitos de las autoridades sanitarias y de la OMS (Organización Mundial de la Salud), en las últimas horas hubo una advertencia que captó la atención de todo el mundo. La misma fue lanzada por Donald Kessler, científico de la NASA que asegura que el planeta puede verse amenazado por el Síndrome de Kessler.

¿Qué es el Síndrome de Kessler? Se trata de una reacción en cadena producida por la colisión de fragmentos de desechos que se encuentran en el espacio. El nombre fue puesto justamente por dicho experto, en 1991, año en el que comenzó a hacerse escuchar sobre esta problemática.

El daño de los satélites en el espacio podría causar serios problemas en la vida cotidiana de los seres humanos

Cuál es la problemática: cada vez hay más satélites nuevos; mientras que los viejos se siguen acumulando y generando desechos. Estos residuos que se encuentran flotando en el espacio pueden causarle serios daños a los satélites artificiales que orbitan en los alrededores de la Tierra. De hecho, la cantidad es tan numerosa que incluso podría impedir la salida de nuevas naves espaciales

De acuerdo a la ESA (Agencia Espacial Europea), hay alrededor de 129 millones de fragmentos de residuos dando vueltas alrededor de la Tierra. Aproximadamente 34 mil de dichos desechos miden, al menos, 10 centímetros. Holger Krag, miembro de la mencionada entidad, advierte: "Los fragmentos pequeños también son peligrosos". En tanto, el astrofísico Jonathan McDowell considera que hay cerca de 7.200 toneladas de basura espacial, que se trata de restos de sondas y cohetes fabricados y lanzados por Estados Unidos.

Qué es lo que la NASA hará al respecto para combatir el Síndrome de Kessler:

Por un lado, la NASA está desarrollando un artefacto diseñado para recoger y retirar de la órbita los residuos que hay en el espacio y complican a los satélites. Por el otro,  el sitio Space indicó que OSCAR (Captura y Eliminación de Naves Obsoletas) llevará redes y amarras a bordo y trabajará en forma autónoma, con una mínima orientación por parte de controladores desde la Tierra.
 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►