El drama de Sergio Lapegüe: las secuelas que le dejó el coronavirus

Crudo relato. Tras haber salido de la internación por coronavirus, el periodista reveló que la enfermedad le dejó varias complicaciones de salud.

23 de febrero, 2021 | 10.08

Estuvo exactamente 21 días internado en terapia intensiva. Y la pasó muy mal. Sergio Lapegüe contrajo coronavirus y protagonizó una experiencia para el olvido, ya que debieron facilitarle un respirador mecánico porque no podía hacerlo por su propia cuenta. Horas después de que lo dejaran trasladarse a su casa para continuar con el reposo, el periodista de TN reveló el drama que vive actualmente: las secuelas que le dejó la enfermedad.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

En una entrevista que le concedió a Roxy Vázquez, compañera de conducción en el mencionado canal, contó lo mal que la pasó a causa del COVID-19: "La fiebre fue mortal y era todos los días, los pulmones se habían llenado de COVID hasta que terminé con el casco Helmet durante 14 días, que fue el que me terminó salvando".

"Los médicos me dijeron que llegaron hasta ese punto y estuvieron a punto de intubarme. Increíblemente por la fuerza de mi familia, las oraciones de la gente y el trabajo de los médicos, pude evitarlo. Apenas me lo pusieron, me desmayé y empecé a recuperarme. Fue increíble. Lo que viví fue un shock, me dieron cuatro veces plasma", agregó Lapegüe.

Sergio Lapegüe contó en TN las secuelas que le dejó el coronavirus

¿Cómo se encuentra actualmente tras haber superado el coronavirus? Pese a que indicó que su estado de salud mejoró considerablemente, el periodista también reconoció que cuenta con ciertas dificultades: "Estoy mejor después de todo lo que pasé. La pase muy, muy mal. Fue tremendo no poder respirar y es algo inimaginable para cualquiera y más para un tipo que siempre hizo deporte. Estoy aprendiendo a respirar de a poquito a través de un entrenamiento que hago todos los días con una kinesióloga. Estoy haciendo levantamiento de pierna, tratando de recomponer los músculos. Ahora no puedo hablar y caminar al mismo tiempo".

"El hígado está un poco complicado más que nada por los medicamentos y el propio COVID-19, que lo sigo teniendo y además tengo neumonía grave, pero los síntomas son buenos porque en los pulmones si bien se ve que el virus es muy fuerte, hay una menor incidencia", añadió.

A su vez, Lapegüe no puso fecha de su regreso al trabajo: "En principio tengo tres semanas más de reposo. Ayer hice mi primera caminata que me permitirá ir recuperando el movimiento y el oxígeno". Y dejó en claro que tiene otra perspectiva sobre la vida: "No sé por cuánto tiempo, pero ahora veo las cosas con otra filosofía".

Finalmente, se refirió al sentido reencuentro que tuvo con su familia: "El abrazo con Bochi (su pareja) y mis hijos fue emocionante porque ellos estaban sufriendo porque estuvieron muy tristes". En tanto, se mostró agradecido por el apoyo de la gente que le envió mensajes y buenas vibras: "Me llegaban todos los días estampitas y cartas al hospital. Las enfermeras se acercaban a saludarme y a decirme que rezaban por mí. Fue algo increíble de verdad".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►