Carne: Por suba desmedida, el Gobierno evalúa mantener cupos de exportación

Nuevas maniobras especulativas en el mercado de hacienda llevaron a que el ganado en pie subiera en lo que va de este mes un 26% y comienza a trasladarse al mostrador. 

21 de noviembre, 2021 | 23.53

Fuertes maniobras especulativas en el mercado de hacienda volvieron a presionar sobre el precio de la carne en el mostrador, pese a estar en vigencia un programa de cupos de exportación y la prohibición de vender al exterior cortes de consumo popular, dos medidas que el Gobierno estudia mantener luego de que en diciembre se venza el acuerdo.

Esta semana hubo una reunión con parte del equipo económico y en los próximos días será con toda la cadena cárnica. Los productores sostienen que la suba responde a cuestiones estacionales, pero los funcionarios advierten que existe un retaceo de la venta de ganado en pie a la espera de que se venzan los cupos a la exportación y así poder vender mayor volumen en el exterior. "Liberar toda la exportación de carne es imposible. Eso no va a suceder. Hay que que cuidar el consumo interno", aseguró a El Destape una fuente oficial presente en el encuentro de la semana pasada. 

Este fin de semana muchas carnicerías atendieron con sus listados de precios al público tapados y se registraron aumentos promedio de 7 por ciento en la primera semana del mes, más de 200 pesos para cortes más demandados. Solo en en lo que va del mes los precios de la hacienda registra un aumento que alcanza el 26 por ciento, lo que presiona por nuevos traslados al mostrador. Es por eso que la primera medida fue congelar durante el fin de semana largo los precios hasta poder abordar en profundizar el tema con el sector desde este martes.

El foco es elevar la oferta, la cual desde el Gobierno aseguran que la están retaceando a la espera de una flexibilización de las exportaciones, pese a que el sector mantiene un porcentaje de 28 por ciento de la faena con destino a la exportación. Se trata de la cifra más alta en la historia del sector, solo superado por 2020 (con 29 por ciento) y muy lejos del 8 por ciento que se comercializaba al exterior hasta el 2015. El objetivo para este año era cerrar con un ratio del 25 por ciento, una cifra que permitiría asegurar una mayor abastecimiento interno. 

Con el objetivo de asegurar el abastecimiento interno, se analiza la posibilidad de mantener, con algunos retoques, el actual esquema de cupos y la prohibición de exportar cortes de alto consumo interno, señalaron a este medio fuentes oficiales. El mes pasado el Gobierno renovó hasta el 31 de diciembre el acuerdo con representantes de la cadena de producción y comercialización de la carne bovina que garantiza la oferta de, al menos, 6000 toneladas mensuales de cortes a precios accesibles en más de 1000 bocas de expendio.

El juego de las excusas

La tarea está en mano del Ministerio de Agricultura, que esta semana iniciará reuniones con los productores y exportadores. Desde la Secretaría de Comercio Interior la pelea es con la cadena de comercialización y deberá asegurar el menor traslado de los precios de esa oferta al consumidor final. En Comercio serán convocados esta semana los frigoríficos exportadores, mercadointernistas y carniceros. "El objetivo dar arribar a una solución consensuada que garantice la estabilidad del precio de las carnes, evitando así sobresaltos que afecten a los consumidores en el último tramo del año", aseguraron desde el Gobierno.

En el sector agropecuario insisten en que la suba se debe a factores estacionales, vinculados con la mejora de las pasturas en esta época del año, lo que retrasa la faena, y las lluvias que anegan caminos y complican la logística. Todos factores que no están influyendo en la misma medida para los cortes de exportación, donde la venta externa se mantiene elevada.

“A pesar de las restricciones a las exportaciones de carne vacuna, el sector ha tenido un muy buen desempeño en septiembre tanto en volúmenes exportados como en precios de exportación, que han sido un 37 por ciento mayores en dólares por tonelada que en el mismo mes de 2020”, explica un informe del Observatorio de la Universidad Austral. 

De acuerdo con datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), las exportaciones de carne bovina argentina correspondientes a septiembre alcanzaron un valor de aproximadamente 310,4 millones de dólares, resultando un 24,7 por ciento superiores a los 249 millones obtenidos en igual mes del año pasado. El precio promedio de exportación fue "Significativamente superior, (35,1 por ciento), al observado a lo largo del noveno mes del año 2020", señala el IPCVA. Solo en referencia a agosto previo la suba fue de 8,2 por ciento. 

En las últimas semanas se registró una merma en el ingreso de hacienda que disparó los precios. "Están especulando para exportarlo en diciembre ya sin restricciones", insistieron ante este medio desde el Gobierno.

En la mesa de discusión, que integran los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y de Agricultura, Julián Domínguez, y el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, hay algunas diferencias sobre qué hacer con el tema de los cupos. Una posición es la de mantener el esquema actual porque es imposible hacer una levantamiento total de las exportaciones. Otros alertan de cuál serán las nuevas tensiones que generará la respuesta del sector agropecuario y que pueden sumar ruido a un fin de año ya de por sí complejo. "El mensaje político tiene que ser el darle un alivio a los hogares", reiteran en el Ejecutivo.

El objetivo es ofrecer una mínima estabilidad a los hogares, teniendo en cuenta que no se está dando un derrame de baja de precios por fuera de la canasta de productos congelados. En el caso de la carne, como en otros productos denominados frescos, no se puede aplicar un esquema de precios máximos o de referencia, por lo que el trabaja deberá se integral con toda la cadena para trabajar sobre el abastecimiento y los márgenes de rentabilidad de cada eslabón

LA FERIA DE EL DESTAPE ►