04 de septiembre, 2020 | 07.35

Espionaje a Florencia Macri: los chats de los Super Mario Bros durante el operativo

Este viernes comienzan las indagatorias en la causa de espionaje ilegal. Abre la serie el exagente Facundo Melo, quien participó del operativo en la casa de la hermana del expresidente.

Dos víctimas del espionaje ilegal que practicó la AFI macrista fueron el empresario Salvatore Pica y su pareja Florencia Macri, hermana del entonces presidente Mauricio Macri. En la imputación de los hechos a los acusados que realizó el juez Juan Pablo Augé este jueves hay un pormenorizado relato de cómo fueron las operaciones contra ambos. Figuran los chats entre los Super Mario Bros, referencias implícitas a quienes ordenaron el operativo y hasta los informes que se armaron desde la exSIDE.

Impuesto a las Grandes Fortunas

Las tareas ilegales de inteligencia en torno a Pica y la hermana del expresidente “consistieron en recopilar información pública del nombrado a fin constatar cuál era el domicilio donde se encontraba residiendo el empresario” y “una vez que (los espías) pudieron individualizar el domicilio, las actividades consistieron en realizar observaciones en las inmediaciones de ese lugar con el propósito de determinar sus movimientos y dejar todo registrado mediante grabaciones y fotografías”.

“Es pedido del hombre”

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Según precisó Augé en su resolución de este jueves, los espionajes contra Pica y Florencia Macri tuvieron origen en una conversación del 30 de mayo de 2018 entre los agentes Leandro Araque y Alan Ruiz, jefe operativo de los Super Mario Bros. 

Aquel día, pasadas a las siete de la tarde, Ruiz le reenvía a Araque un archivo en PDF llamado “Salvatore Pica”. “Se trata de un documento en el que constan los datos personales de la víctima, sus relaciones familiares, sus datos laborales, vínculos bancarios y su usuario de la red social Facebook”, precisó el juez de Lomas de Zamora. Ese archivo contenía un apartado del que se desprendían, entre otras cuestiones, que Pica estaba relacionado a una serie de empresas. 

No pasaron más de diez minutos que Araque le responde con un audio y le pide que “con motivo de ‘este tema nuevo’, que hable con ‘la patrona’ para ver si podían incorporar a ‘Flores’”. Se estima que "la patrona" hace referencia a la subdirectora de la AFI, Silvia Majdalani, que mantenía un vínculo fluido con Ruiz.

Alan Ruíz le contesta que va “a insistir” con “el tema de la gente así ampliamos”. Y le reclama “darle prioridad a esto que te pase a ver si tenemos que tirar información rápida, porque es el pedido del hombre viste… así que… denle prioridad a eso… cualquier cosa habla con la gente ahí viste le metemos un recargo algo viste pero dediquémonos a full a esto ahora.” ¿Quién es "el hombre"? Dado la urgencia e importancia que se le da a esa persona, dos opciones que barajan los investigadores son Mauricio Macri o Gustavo Arribas. Si fuera el segundo, es difícil suponer que ordenó espiar a la hermana de su íntimo amigo sin su consentimiento. 

Ante este cuadro, Araque le dice a Ruiz que se quede “tranquilo” porque le van a dar “prioridad a eso”. 

Dos días después, cerca de las 9 de la noche, Araque le pregunta a Ruiz “si había forma de verificar si la víctima se encontraba en el país”. De acuerdo a la reconstrucción judicial, “Ruiz le reenvía una constancia obtenida de la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones en la que constan los movimientos migratorios de Salvatore Pica. Además, reenvía un mensaje que contiene una foto de la parte de atrás del documento de la víctima”.

“Beto querido”

El 2 de junio el intercambio entre los espías continúa: Ruíz envía un mensaje en el que dice “mañana consulto si podemos entrar a la casa del cliente”. Según la investigación, la referencia es a un cliente de un arquitecto amigo suyo, Beto, que estaba trabajando una obra en una propiedad cercana a la de Pica y Macri.  Luego, Ruiz pasa capturas de pantalla de una conversación que mantuvo con una persona registrada en su agenda con el nombre “Beto querido”. 

De acuerdo a la resolución de Augé, “el contenido de esa conversación es claro al respecto: Ruíz dice ‘Beto querido…consulta… al lado de tu cliente me dijiste que vivía Florencia Macri? La del árbol…’”.

Beto responde que sí, lo que lleva a Ruiz a ir tras el dato que buscaba: “Tenés confianza con tu cliente? Como para preguntar algo de la casa dd Flo? O podes ver vos?”. Y envía una foto de Pica. “Si este pibe vive ahí con ella… o lo viste. En teoría es pareja. Total reserva”. 

“Beto querido” reconoció al instante a la víctima: “Si si, con él hablé Francesco Tano (…) por?”. Ruiz va directo al grano: “pásame la Dirección. San Isídro?”. El presunto arquitecto envía el domicilio exacto. El seguimiento empezó de inmediato.

El espionaje a Pica y Florencia Macri se ve reflejado en el informe “San Isidro 22-06.docx” que el 22 de junio de 2018 el agente Emiliano Matta envió al grupo de chat llamado "Pilar". 

El asunto del documento es “objetivo Pica Salvatore”. Y allí se describe que el 22 de junio, a las 8 de la mañana, la AFI “implantó servicio de vigilancia en el domicilio”. Entre otras cosas, los agentes relatan los vehículos que arriban a la casa y que a las 10.30 “se observa al objetivo Pica Salvatore egresar del domicilio” y “mantener un diálogo con el personal de custodia que se encuentra apostado en el interior del vehículo”. Unos minutos más tarde indican que “el personal de vigilancia que se encontraba en el lugar de forma encubierta observa que el objetivo Pica Salvatore ingresa al domicilio”.

Seis horas más tarde, el agente a cargo del operativo "comunica que no hubo novedades hasta el momento en relación al objetivo de egresos e ingresos. De surgir información se ampliará”. 

Este caso se suma al de otras víctimas de la banda de la AFI como Cristina Fernández de Kirchner, Hugo y Pablo Moyano, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, por citar algunos ejemplos. 

En el pedido de indagatorias de los imputados que realizaron los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide se describió la participación de los agentes en cada hecho. En el legajo de Salvatore Pica y Florencia Macri se incluyó a los jefes de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y a los espías: Alan Ruiz; Jorge “Turco” Sáez; Luis Araque; Facundo Melo; Emiliano Matta; Daiana Baldasarre; Jorge Ochoa; Mariano Flores; y Belén Sáez, la hija del Turco Sáez.

Este viernes comienza la ronda de indagatorias de 24 imputados. El primero en declarar será el exAFI y abogado, Facundo Melo, quien está acusado de participar -entre otros- en el espionaje a Pica y Florencia Macri.

Las audiencias se realizarán por Zoom y se extenderán hasta el 9 de octubre, cuando cerrará la serie el exseñor 5. 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►