11 de septiembre, 2020 | 09.12

Magnetto logró un fallo judicial para que la CNV no pueda controlar la fusión Telecom-Cablevisión

El fallo impide que la Comisión Nacional de Valores (CNV) controle la fusión y perjudica a los accionistas minoritarios de Cablevisión Holding

El Grupo Clarín logró un nuevo beneficio judicial: evitará, por ahora, hacer la Oferta Pública de Acciones (OPA) obligatoria por la fusión de Cablevisión y Telecom, que significa ofrecerle a los accionistas de esas empresas comparles sus tenencias ante el cambio de conducción de la compañía. ¿Quién está entre los accionistas perjudicados? La ANSES. ¿Y qué dice el fallo judicial? Que la Comisión Nacional de Valores (CNV), el organismo que controla la legalidad de estos procesos, no se puede meter y que no es necesaria la OPA. Héctor Magnetto y sus socios tienen un Poder Judicial aparte que no se preocupa por la división de poderes. Mientras el Gobierno acciona la regulación de las telecomunicaciones responden desde los tribunales.

Impuesto a las Grandes Fortunas

El fallo es de la Sala V de la Cámara Contencioso Administrativa y lo firman los jueces Pablo Gallego Fedriani, Guillermo Treacy y Jorge Alemany. La causa la inició Daniel Fernando Burgueño, un accionista suelto de Cablevisión que curiosamente hizo el mismo planteo judicial que la empresa pero en otro expediente. Típica maniobra de “forum shopping” de los abogados de Magnetto para administrar así el expediente y el juez más conveniente.

El colmo del fallo judicial es que le impone costas a la CNV. En criollo, el organismo público tiene que pagar los gastos por haber sostenido que su trabajo es controlar este tipo de operaciones. Lo más probable es que la CNV apele la decisión y el pleito termine en manos de la Corte Suprema, presidida justamente por un hombre de Clarín, Carlos Rozenkrantz.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El propio fallo reconstruye como fue la fusión, que Cablevisión y Telecom le informaron a la CNV que querían realizar la OPA y que el organismo público llamó la atención sobre el precio que ofrecían a los accionistas, más bajo del real. Pero ahí vino la primera maniobra: el cambio en la legislación a medida de Magnetto.

Las fechas son la clave. El 26 de junio de 2018 Magnetto y sus socios anunciaron la OPA por la fusión y el 10 de julio le pidieron autorización a la CNV para avanzar. El 1 de agosto, señala el fallo, “la CNV observó la OPA por considerar, en lo que aquí importa, que el precio fijado incumplía con los principios de transparencia y protección al público inversor”. O sea, querían pagarle menos a los accionistas, entre ellos la ANSES, como reveló en ese momento El Destape, y los funcionarios de línea de la CNV no lo avalaron. Frente a eso, el Grupo Clarín logró que le cambien la ley para no hacer la OPA y listo.

El cambio fue a través de un inciso de la resolución general de la CNV 778 del 27 de diciembre de 2018. El inciso era el “k”, ironía o mojada de oreja, y le vino como anillo al dedo a la fusión: dice, sin nombrarlos, que la fusión Cablevisión-Telecom no necesita hacer una oferta pública. Para los jueces, como la OPA no se terminó con la legislación anterior le corresponde esta nueva, hecha a medida, y que les evita el trámite y el control.

Como les gusta repetir a los escribas del multimedio, esa resolución cambió las reglas del juego en medio del partido. Unas semanas antes Cablevisión-Telecom habían presentado efectivamente la oferta por las acciones pero a un precio mucho menor del que realmente valían. La CNV lo objetó pero finalmente le acomodó la legislación a piacere de Magnetto.

El Destape ya reveló hace 2 años, en septiembre de 2018, que esta maniobra era una estafa del Grupo Clarín a la ANSES, accionista tanto de Telecom como de Cablevisión, con el precio que pretendían pagar por las acciones. En ese entonces Magnetto y sus socios pergeñaron una movida que implicaba 8.400 millones de pesos. Hoy son muchos más.

La cuestión fue así. Tras la fusión de Cablevisión con Telecom y la toma de control de esta nueva corporación comunicacional sin precedentes la ley los obligaba a ofrecerle a todos los accionistas de esas empresas la posibilidad de comprarles sus acciones. La OPA. Eso incluye a la ANSES, que tiene al día de hoy el 9% de Cablevisión Holdings y el 11,34% de Telecom. Sin embargo, en el caso de Telecom, quisieron pagar mucho menos de lo que valían. El holding ofreció en su momento 110 pesos por acción, cuando su valor en la Bolsa porteña había superado los 145 pesos. La CNV, cuya tarea es controlar estas operaciones, quiso intervenir, pero el lobby judicial de Magnetto logró una medida cautelar que le ató las manos al organismo y el cambio en la legislación.

Entre esa maniobra y la actualidad hubo varios capítulos. El último, esta decisión judicial que dice que sostiene que ni siquiera tienen que hacer la OPA. Y las acciones que pretendían pagar 110 pesos cuando valían 145 hoy cotizan arriba de los 400 pesos.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►