La repudiable justificación de uno de los policías imputados: "No imaginé que eran futbolistas"

Se trata de uno de los efectivos de la Policía de la Ciudad que declaró en el marco de la causa por el crimen de Lucas González. Aseguró que "tenían orden judicial" y el auto en el que iba el joven "era compatible al que buscaban".

22 de noviembre, 2021 | 11.34

El inspector Gabriel Isassi, uno de los tres policías de la Ciudad detenidos y acusados por el crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años baleado en el barrio porteño de Barracas, fue indagado por los fiscales a cargo de la investigación. El efectivo se negó a responder preguntas pero dejó polémicas frases en su declaración.

El inspector se negó a responder preguntas y lloró dos veces antes los fiscales Leonel Gómez Barbella y Andrés Heim, a cargo de la investigación que también tiene como sospechosos al oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, según detallaron en C5N, . Los tres efectivos de la Policía de la Ciudad prestaban servicios en la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad. 

En su declaración, el inspector reveló que se trataba de un procedimiento en el marco de una causa por narcotráfico que contaba con una orden judicial. "El auto azul en el que de trasladaba Lucas junto con sus amigos era sospechoso y compatible a uno que estaban buscando por un causa de narcotráfico", habría declarado el efectivo, según detallaron en el canal de noticias. 

El efectivo policial sostuvo que se presentaron con chalecos identificados y dieron la voz de alto, previamente estaban siguiendo a los jóvenes con la sirena, algo que contradice a las declaraciones de testigos y los amigos de Lucas González. "El auto de Lucas arrancó y atropelló a uno de ellos y al sentirse bajo amenaza, dispararon", se justificó el policía quien dio una justificación muy polémica: "Nunca imaginé que eran jugadores de fútbol".

Por último, el inspector, que no reveló quien disparó y si vio o no vio armas en el auto de los jóvenes, admitió "tener miedo" y pidio un cambio de celda ya que se encuentra con presos comunes en la cárcel de Madariaga, dónde los tres efectivos se encuentran incomunicados. "Le conocen la cara y está recibiendo amenazas y aseguró que 'está viviendo una locura'", reveló el periodista de C5N.

Este lunes los fiscales también tomaron declaraciones a los tres amigos de Lucas que sobrevivieron al operativo montado por los efectivos y que hasta llegaron a ser encausados hasta que el juez de Menores que intervino en el inicio del caso los sobreseyó. Los adolescentes de 17 años tuvieron las entrevistas con personal de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic), dependiente del Ministerio Público, y luego declararon de manera virtual desde 9.30, según detallaron sus familiares a Télam.

Para el martes, en tanto, fueron convocados a declarar los padres de Lucas, Cintia López y Mario González, quienes el viernes último, junto a su abogado, Gregorio Dalbón, convocaron a una marcha sin banderas políticas para pedir justicia en la puerta de los tribunales situados en Talcahuano 550 para hoy a las 19.

El crimen de Lucas González

El asesinato de Lucas González ocurrió luego de que cerca de las 9.30 del miércoles 17 de noviembre el joven y sus tres amigos salieran del club Barracas Central -donde el primero jugaba y los restantes habían ido a probarse- y fueran interceptados por los policías sin identificar, por la que intentaron huir al pensar que iban a robarles.

De acuerdo a la pesquisa judicial, los efectivos dispararon y balearon a Lucas, para luego detener a sus amigos tras querer simular que se trataba de delincuentes a los que interceptaron cuando querían robar un kiosco.

Lucas murió a raíz de un impacto de proyectil de arma de fuego en el cráneo que le provocó una "hemorragia meningoencefálica" y, además, presentaba un surco en el pómulo derecho de una segunda bala, según reveló la autopsia. El fallecimiento del joven fue el jueves 18 en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, adonde fue trasladado en grave estado procedente del Hospital Penna. 

Los restos de Lucas fueron velados el pasado sábado a la tarde en una cochería de Florencio Varela y el domingo fueron inhumados en el cementerio Parque Iraola de Hudson.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►