La médica que realizó uno de los primeros abortos legales del país en la 1-11-14: "Fue emocionante escribir la palabra voluntario"

La integrante de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, Estefanía Cioffi, contó el paso a paso de la intervención y remarcó la importancia del rol del Estado y los movimiento sociales y feministas.

28 de enero, 2021 | 12.54

Las mujeres hicieron historia cuando, a fin del año pasado, tras muchos tiempos de extensas luchas, lograron que ambas Cámaras del Congreso de la Nación votaran a favor de la despenalización y legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. A partir de ello, se consiguió una nueva victoria en la pelea por la garantía de derechos y también de igualdad de género que el patriarcado tanto complicó desde el principio de los tiempos. A través de las redes sociales, se dio a conocer que se realizó una IVE en el barrio 1-11-14, una de las primeras desde que es legal. La doctora Estefanía Cioffi fue la encargada de compartir la histórica imagen de la receta de Misoprostol y escribió en su Instagram: "Primer IVE, justicia social es poder decidir".

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Frente a esto, El Destape buscó entrevistarla y conocer las primeras sensaciones frente a la intervención. "Lo más emocionante fue poder escribir la palabra 'voluntario'. Creo que es lo más emocionante y lo que al fin y al cabo da razón y sentido a todas nuestras luchas. Eso es lo más importante. Cómo paso que una tenga que justificar por qué tenía que existir una garantía legal de embarazo o de tener que justificar por qué quería interrumpirlo y no exponerse a un aborto inseguro. Ahora la voluntad de esa persona pasa al centro de la escena". Y sumó: "Esa V, entra la I y la E, poder seleccionar como un diagnóstico la IVE en la historia clínica... Me parece que eso fue lo más emocionante".

Con respecto al paso a paso, dejó en claro que todas las personas lo viven de forma distinta y que es muy importante que estén acompañados por el rol del sistema de salud abriendo puertas. Repasando lo que puede ocurrir en una situación de este tipo, la trabajadora de salud expresó: "El recorrido empieza antes de la decisión, muchas veces. Arranca en el momento de la duda del embarazo o frente a ese test de embarazo que acaba de confirmar la duda que había. Creo que es bastante distinto si esa decisión es acompañada por trabajadores del sistema de salud. Es importante la diferencia ante la sorpresa o un embarazo no planeado, la presencia de una consejería en opciones que te hablen de la posibilidad de interrumpirlo o continuarlo. Que ambas opciones son válidas y que te van a acompañar en todo lo que decidas".

La imagen que se hizo viral: 

 

La Dra. Cioffi, que forma parte de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, se refirió a la importancia de que el trabajo sea en conjunto frente al aborto legal. "Nosotras, en nuestro centro de salud, pero la Red de Profesionales en su conjunto, promovemos que trabajemos de forma interdisciplinaria. Es decir que tanto las disciplinas médicas, como enfermería, trabajo social, psicología, antropología trabajen en conjunto en el acompañamiento de las interrupciones voluntarias del embarazo. Entendemos que todas las situaciones de salud y las decisiones que tomamos con respecto a ella, tienen un contexto y ese contexto está bueno que entre dentro de las intervenciones, que se les dé curso, que no sea solamente dar la medicación y listo, sino que haya un espacio de escucha y garantía de derechos reales e integrales", manifestó.

Paso a paso: ¿cómo es un aborto legal en Argentina?

Más allá de lo que significa la legalización del aborto en nuestro país, es clave que se conozca cómo es en la práctica y cuál es el labor que realizan los trabajadores de salud cuando se presenta un caso. "Lo importante es que sepan que pueden venir al centro de salud, sea lo que sea que decidan. Cuando toman la decisión de interrumpir un embarazo, en general, le damos información previa para que sepan que es algo seguro con los métodos adecuados. Hacemos una entrevista o las entrevistas que sean necesarias según el contexto de cada una de las personas, se les da más información, se hace una ecografía en general para determinar de cuántas semanas está sobre todo en Capital Federal, donde tenemos acceso, y al saber esto, se decide dónde se hace la interrupción", contó la integrante de la Red de Profesionales.

Con respecto a los pasos a seguir, Cioffi remarcó que hasta las 13 semanas es seguro hacerlo desde sus casas y por lo tanto es una práctica ambulatoria con medicación. Sobre esto, agregó: "Se les da misoprostol, 12 comprimidos y un tratamiento para el dolor y para evitar algunos efectos adversos; explicamos el procedimiento y lo que van a sentir junto con las pautas de alarma para estar atentos y volver al centro de salud en el caso que sea necesario. Después de que se sacaron todas las dudas, se firma el consentimiento informado que lo que dice es que esa persona solicita la IVE, que es su decisión y no está siendo coercionada". 

La idea de este consentimiento es que afirmen que se le dio toda la información, que se evacuaron todas sus dudas y que "si se arrepiente, a pesar de haber firmado, no es un problema". Este documento tendrá la firma de la persona en cuestión y el médico que acompaña. "Después de eso, la persona hace el tratamiento y en general, dentro de las 48 horas, se hace un nuevo control para ver cómo funcionó y entre los 7 y los 10 días, se hace una ecografía para poder constatar que la interrupción se realizó de forma completa. Desde la primera consulta, se refuerza a las 48 horas, se piensa y se ofrecen todos los métodos anticonceptivos disponibles y se acuerda, si es necesario, hacer una colocación del DIU, por ejemplo. Si surgieron otras cuestiones en el acompañamiento, que tuvieron que ver con otros aspectos de su salud integral, también se van abordando en las consultas", sentenció.

La importancia del rol del Estado, las organizaciones sociales y el feminismo

La doctora Estefanía Cioffi también se refirió al papel que deben tener las diferentes instituciones, en especial en relación al Estado Nacional: "Es muy necesario el acceso a la información, a saber cuáles son los métodos anticonceptivos, a reforzar la Educación Sexual Integral en todas las escuelas y los niveles educativos". Y sumó: "Además, se tiene que promover y difundir muchísimo cómo se accede a la solicitud de una IVE. Creo que tiene que llegar a todos los territorios, tiene que ser muy fuerte y se tienen que generar vías de comunicación que sean muy efectivas. Actualmente existe el 0800 de salud sexual de Salud de la Nación pero la verdad es que en este momento está colapsado y no funciona de forma adecuada. No se llegan ni a contestar los llamados porque muchas personas están pidiendo atención, vemos muchos problemas al respecto. Necesitamos que se generen medios de acceso y comunicación efectivos".

Por otro lado, más allá del rol en relación a la comunicación, expresó: "Se tienen que generar todos los mecanismos para el acceso a la medicación y a los tratamientos adecuados. Además del misoprostol, existe la Aspiración Manual Endouterina (AMEU) o las técnicas adecuadas para segundo trimestre, cuando el embarazo tiene que ser interrumpido en el hospital, todas esas cosas tienen que llegar a todos los pueblos y ciudades de todo el país". Y dejó en claro: "Tiene que dejar de pasar que hay lugares donde la garantía es bastante buena y en otros, es prácticamente nula. Me parece que ahí hay que trabajar conjuntamente, tiene que trabajar el Estado Nacional pero también el Provincial y los municipios en la compra y producción de misoprostol, en la autorización y producción de mifepristona (medicamento que no se produce ni se comercializa en el país, tampoco está autorizado por la Anmat) que permite que los abortos sean más efectivos y seguros".

Más allá de esto y remarcando que es muy importante que el Estado consiga tener este rol principal para garantizar el Aborto Legal, no se despojó de sus propias obligaciones. "Por fuera del Estado y en articulación con él, las organizaciones sociales y feministas tienen que trabajar muchísimo para territorializar sus intervenciones y que todas esas personas que necesitan interrumpir sus embarazos tengan acceso. Poder ser un puente entre la persona que necesita la IVE y el Estado que lo tiene que garantizar. Ahí creo que tenemos una tarea muy grande las feministas y nuestras redes", finalizó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►