Qué es el síndrome de Burnout, el problema de los trabajadores de salud en pandemia

Más del 90% de los médicos y enfermeros sufren este síndrome hace varios meses.

21 de noviembre, 2020 | 20.36

El síndrome Burnout es un trastorno que se desarrolla en las profesiones con altos niveles de estrés y responsabilidad. Si bien durante la pandemia por coronavirus, muchas personas atraviesan este tipo de situaciones, es lógico que quieren mayor sufran este tipo de enfermedad sean los trabajadores y las trabajadoras de salud que se encuentran en el frente de lucha contra el virus.

Vicentín: de gran empresa a gran estafa

¿Cuáles son los síntomas que lo caracterizan? "Los que se destacan son la fatiga crónica, dolor de cabeza y estómago, irritabilidad, frustración, ansiedad y afecta notoriamente en el rendimiento laboral de cada individuo", cuenta el Director del Departamento de Medicina Interna del Hospital de Clínicas, Francisco Azzato. Si bien, poco a poco, una parte del país comienza a retomar sus actividades o intercalan entre actividades en oficinas y el aislamiento, los médicos y enfermeros continúan trabajando sin descanso y expuestos al contagio de COVID-19.

Si bien "Burnout" es un término en inglés, lo que significa en español es algo similar a "estar quemado" psicológicamente por la intensa sobrecarga y las tensiones de trabajo. Este síndrome se caracteriza también por el agotamiento emocional, la despersonalización y la disminución de sentimientos de realización personal que afecta a los trabajadores y trabajadoras por igual. Si bien, como explicamos, el personal de salud está más afectado, cualquier persona puede verse afectado.

 

"El síndrome de burnout lo sufre toda aquella persona que tenga algún cargo de responsabilidad y cumpla, con poco respiro, con las exigencias de las tareas. El cansancio, el agotamiento, la sensación de no poder dar más en el trabajo, afecta de manera directa: disminuye la atención y el rendimiento y esto puede llevar a cometer errores o a aumentar su número", explicó Azzato. Los efectos negativos que ayudan a que este síndrome se haga cada vez más presente debido a la carga horaria, demandas de trabajo, presiones y disminución de horas de sueño, entre otros.

En la misma línea, el profesor remarca que "no hay que naturalizarlo" ya que es muy perjudicial y es importante "identificarlo y pugnar por reducirlo". Además, el Director del Departamento de Medicina Interna destaca que "una de las cosas más tediosas para los médicos", a la hora de trabajar en las áreas de COVID-19, es la preparación previa de protección personal donde los descuidos pueden resultar en una infección. ¿Otros síntomas que pueden sumarse? Náuseas, dolor de cabeza y estómago, contracturas, problemas de sueño, cefaleas, falta de aire, pérdida de la memoria.

¿Hay diferentes tipos de Burnout?

El resultado y la máxima consecuencia de este síndrome es que te incapacita por completo a la hora de trabajar debido al cansancio general. Se pueden conocer distintos grados de Burnout y según un estudio realizado en el mismo Hospital de Clínicas, el 90% del personal de salud lo ha sentido. Generalmente suele afectar a un 40% pero los números subieron durante estos ocho meses donde la pandemia genero un alto nivel de estrés.

¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

El informe fue realizado por la Dirección de Docencia e Investigación, antes de la pandemia, y un preliminar sobre el síndrome de Burnout en la Residencia Médica elaborado por la Socióloga y Dra. en Psicología Cristina Pecci, los Dres. Leonardo Fata y Fernanda Cohen, del Hospital de Clínicas José de San Martín. Su principal objetivo era evaluar la presencia del burnout en médicos y médicas seleccionados al azar: 83 residentes, de un total de 272, respondieron el cuestionario.

En relación al síndrome anteriormente nombrado en la Residencia Médica, los puntajes promedio en la evaluación del cansancio y el agotamiento emocional junto a la despersonalización fueron muy altos. Mientras que los sentimientos de logro y de realización personal, se ubicaron en un rango medio. Ninguno de estos componentes mostró diferencias estadísticamente significativas por género aunque se observaron mayor cansancio emocional en las mujeres y mayores sentimientos de despersonalización en los hombres.

 

Además, el burnout mostró mayor peso comparativo en residentes más avanzados en la Carrera y en las Residencias de Cirugía, Clínica Médica, Tocoginecología, Pediatría, Otorrinolaringología, Traumatología, Urología y Terapia Intensiva. "Inicialmente debemos decir que está compuesto por tres tipos de síntomas: agotamiento físico, despersonalización o distanciamiento afectivo (falta de empatía) y sensación de falta de eficacia o pérdida de sentido", expresó el Dr. Juan I. Ingelmo, Jefe de División Interconsulta y Urgencias en salud Mental del Departamento de Salud Mental del Hospital de Clínicas.

Al mismo tiempo aclara que es importa prevenirlo, al igual que su colega, porque las consecuencias pueden ser mayores. "Puede llevar a depresión, trastornos de ansiedad, consumo de sustancias y hasta al suicidio en situaciones extremas Cualquier profesional de la salud no puede padecer, hay clara evidencia de médicos de diversas especialidades que lo padecen tanto terapia intensiva como medicina familiar”, sentenció.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►