El devastador relato de Candelaria Tinelli sobre la salud de su madre: “Luchó”

Soledad Aquino fue dada de alta después de haber recibido un trasplante de hígado por cirrosis hepática y una úlcera de duodeno.

06 de agosto, 2021 | 18.36

Candelaria Tinelli compartió a través de sus redes sociales un sincero video donde se refirió al estado de salud de su madre, Soledad Aquino, quien recientemente fue dada de alta tras meses de internación. La ex esposa de Marcelo Tinelli sufre cirrosis hepática y úlcera de duodeno, por lo que en mayo debió ser sometida a un trasplante de hígado y recién esta semana recuperó la fuerza necesaria para regresar a su casa.

“Hola a todos, gracias por sus mensajes, gracias por escribirme por el alta de mamá. Me pone muy feliz recibirlos, me dan fuerza para seguir adelante y pelearla. Ella tuvo el alta de terapia intensiva después de dos meses que la luchó mucho día a día y ahora le toca la parte de rehabilitación física porque perdió mucha fuerza, mucha masa muscular en realidad”, comenzó su descargo la hija del conductor de Showmatch y agradeció el apoyo y envío de buenas energías de sus seguidores.

Luego, la diseñadora de moda se explayó sobre los pasos que siguen de ahora en más para que el cuadro de su madre continúe en evolución: “Esto es lento pero paso a paso va evolucionando y estamos todo el tiempo ahí con ella constantemente, pero estamos felices. Háganse los chequeos, cuídense y, como dije en mi posteo, no pierdan sus vínculos. La familia es lo más importante que hay y son los que siempre van a estar ahí”.

La familia unida para acompañar a Soledad

En una entrevista que dio cuando la evolución de Soledad Aquino aún era incierta, en mayo de este año, Marcelo Tinelli reveló cuán unido continúa su lazo con la madre de sus hijas Micaela y Candelaria y aseguró que toda la familia ensamblada que formó en sus 61 años se dedicó a acompañar a su ex pareja. “Sole está atravesando un proceso fuera ya de terapia intensiva, uno que llegó por una situación de complicación de una úlcera y un problema digestivo que terminó con uno hepático también. Están evaluando la posibilidad o no de trasplante, así que sigue todavía internada”, relató, en diálogo con Caras, y siguió: “Estamos al lado de ella. También tuvo covid, superado ya gracias a Dios, pero eso fue algo que retrasó su alta. Vamos a ver. Hoy estamos acompañándola con toda la familia, desde mi mujer (Guillermina Valdés), mis hijas y sus novios, todos estamos yendo a verla permanentemente. Y haciéndola reír”.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►