Paliza del MAS: histórico triunfo del partido de Evo Morales, que vuelve a gobernar Bolivia

A un año del golpe de Estado en Bolivia, el MAS superó los 50 puntos y volverá al gobierno. Durísimo golpe para la ultraderecha regional. 

19 de octubre, 2020 | 01.43

A punto de cumplirse el primer aniversario del golpe de Estado que derrocó a Evo Morales, su partido, el MAS, le dio un mazazo democrático a la derecha en Bolivia y ganó con contundencia las elecciones presidenciales y volverá al gobierno. Pese a la persecución, la represión y las maniobras para que no se conozcan los resultados, los primeros datos de conteo rápido (similar a las mesas testigo) le dan a Luis Arce más del 50% de los votos y 20 de diferencia sobre su perseguidor, Carlos Mesa. 

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

La jornada electoral, que transcurrió con normalidad durante el domingo, se enrareció sobre la noche ante la demora en el conteo definitivo elaborado por el Tribunal Electoral de Bolivia, que insólitamente había suspendido el conteo provisorio menos de 24 horas antes. Al cierre de esta nota, apenas llevaba escrutado el 5% de las actas, y aun registraban un insólito triunfo de Mesa con  el 50%. Sin embargo, llevan un conteo más avanzados en zonas refractarias al masismo, como Tarija, en tanto que en otras aun no comenzaron el conteo. 

Para peor, y pese a que a partir de las 20 horas de Bolivia (21 de Argentina) estaban habilitadas para su publicación, no se difundieron bocas de urna que, a sotto voce, ya se comentaban y daban un triunfo para Arce que le alcanzaría para evitar una incierta segunda vuelta. 

El silencio, criticado hasta por los canales de TV opositores a Evo, se rompió a la madrugada con el sistema de conteo rápido realizado por Ceismori que arrojó un resultado que no deja dudas: Arce obtuvo más del 50 por ciento de los votos, contra un 31 de Mesa y un 14% del ultraderechista Camacho, artífice del golpe que derrocó a Evo en 2019 y que casi le cuesta su vida. El resultad despeja cualquier duda por una posible segunda vuelta por fuera del margen de error. Para que haya un balotaje, Arce debería bajar del 50 por ciento y Mesa, achicar la diferencia a menos de 10 puntos. 

Arce es considerado por muchos como uno de los artífices del "milagro boliviano". Ex ministro de Economía de Evo durante toda su gestión, logró una gestión que redujo significativamente la pobreza a la vez que mantuvo la inflación baja y la macroeconomía ordenada. 

El triunfo de Arce significa una gran noticia para la Argentina. Alberto Fernández asumió en una región asediada por gobiernos de derecha, con su principal socio, Brasil , gobernado por un militar. Para colmo, al poco tiempo Uruguay cambió al Frente Amplio por Luis Lacalle Pou. Arce será seguramente, un socio para el gobierno argentino en una región convulsionada. 

Precisamente, los bolivianos que votaron en Argentina le dieron un fuerte espaldarazo al MAS. Según cálculos premilinares, Arce habría logrado cerca del 80% de los sufragios emitidos en nuestro país. 

La elección en Bolivia tiene la particularidad, también en haberse desarrollado en plena pandemia de coronavirus, por lo que debió realizarse con medidas especiales. 

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►