El Movimiento Evita, para el Frente de Todos: "Ganen o mueran'"

El dirigente del Movimiento Evita, cercano a Alberto Fernández, advirtió sobre el futuro de la coalición oficialista de cara a las elecciones 2023. También se refirió a la polémica por los planes sociales y el salario básico universal.

30 de junio, 2022 | 12.32

"Si perdemos, el Frente de Todos va a morir", reconoció este jueves Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita, quien también pidió una "asignación para los trabajadores" en medio de la discusión en el oficialismo por la implementación de un salario básico universal.

"El lema que tenemos desde el Movimiento Evita para el Frente de Todos es 'ganen o mueran'. Si perdemos, el Frente de Todos va a morir", afirmó Pérsico en diálogo con la radio Futurock, en el contexto de la interna del oficialismo de cara a las elecciones de 2023. 

El debate por los planes sociales y el salario básico universal en el Frente de Todos

Haciendo referencia a otra de las polémicas que dividieron a la coalición de Gobierno en las últimas semanas, el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social abordó la problemática de la asignación de planes sociales en manos de las organizaciones. "Sobre el asunto de los planes sociales la discusión es de modelo de país y de política que no se tendría que expresar de esta manera", afirmó, y pidió la formalización de la economía popular: "Lo que necesita esa economía popular es que se la registre, se la legalice, se la vea y se la formalice. Ese es el primer paso para avanzar sobre la pobreza". 

Pérsico defendió también el rol de los movimientos sociales al señalar que "el concepto de tercerización es muy gorila", luego del pedido de Cristina Kirchner, para que los planes no sean asignados a las propias organizaciones. La semana pasada, tanto él como Fernando "Chino" Navarro, otro de los referentes del Movimiento Evita, habían cuestionado esa postura de la vicepresidenta y defendido el rol de las organizaciones en paliar el impacto de la crisis económica de los últimos años en los sectores vulnerables.

De esa forma, el Evita, cercano al albertismo, volvió a mostrarse alineado con la postura del Presidente: "Las organizaciones sociales no se llevaron la plata de los más vulnerables, sino que los acompañaron, los alimentaron y se asociaron al Estado", sostuvo Alberto Fernández en respuesta a las declaraciones de la expresidenta. 

Aun así, Pérsico afirmó que "es más peronista, y menos progresista, darle una asignación al trabajador que darle una a los niños y a la vejez, como estamos haciendo ahora". De ese modo, se metió en la discusión por el salario básico universal, una propuesta impulsada en las últimas semanas por los sectores kirchneristas pero que implicaría una administración centralizada a través de la Anses, aunque fue tomada con reticencia por el Poder Ejecutivo por el aumento del gasto social que supondría.

Igualmente, el dirigente social descartó que la asignación sea una solución al problema: "A los progresistas lo único que se les ocurre para solucionar el problema de la pobreza es incorporarlos como consumidores a través de un subsidio", afirmó, y añadió que "el IFE es un avance progresista pero no es una solución".

Por otra parte, el secretario General del Movimiento Evita habló directamente de la situación social: "Si hacemos siempre lo mismo, vamos a tener siempre el mismo resultado: Argentina tiene 11 millones de trabajadores sin derechos y ese es el problema principal de la pobreza". "La mayoría de los trabajadores son cuentapropistas y changuistas que se autoinventan el trabajo. Y eso es propio del capitalismo y está sucediendo en todo el mundo", agregó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►